Make your own free website on Tripod.com

OBRAS - COMPLETAS 


RESEÑAS BIOGRAFICAS

 

ELCANO, JUAN SEBASTIAN*

Cetaria, 1476 - Pacífico, 1526

El 6 de este mes de setiembre se cumple un nuevo aniversario de una de las hazañas más memorables que han realizado los hombres. Es el día en que, a bordo del navio "Victoria", llegaban a San Lúcar de Barrameda, de donde casi exactamente hacía tres años habían salido, 18 hombres que después de 14.000 leguas de navegación, siempre rumbo al Oeste, habían dado, por primera vez en la Historia, la vuelta al mundo.

En la mañana del día 9, los ciudadanos de Sevilla fueron testigos de una de las escenas más extrañas que jamás pensaran contemplar. Diez y siete hombres, cada uno de ellos "más enflaquecido que cualquier viejo y consumido caballo de alquiler", según palabras de Pedro Mártir de An-gleria, cojeando, descalzos, vestidos solamente de jirones de camisas y sosteniendo una vela encendida en su débil mano, se arrastraban en una tambaleante fila tras su jefe, Juan Sebastián de Elcano. Iban a cumplir los votos, hechos en el mar, de marchar como peregrinos a Santa María de la Victoria en Triana y a la Antigua en Sevilla. Y no iban solamente en acción de gracias por su liberación de las tempestades, sino en penitencia "por haber comido carne los viernes y celebrado la fiesta de Pascua en lunes, debido a haber perdido un día en su cuenta". Eran hombres de fe sencilla y sin fisuras.

Con razón se ha podido escribir que la hazaña de Elcano constituyó para sus contemporáneos una maravilla mayor que la que el lanzamiento del primer satélite terrestre representó para mucha gente el pasado año de 1957. "En nuestra edad de los navios impulsados por energía atómica, en posesión de toda la ayuda conocida para la navegación, es difícil concebir todo lo que implicaba las gestas del "Victoria", un velero de 80 toneladas. Sin cronómetro o sextante, poseyendo solamente un muy imperfecto conocimiento de la longitud, con cuadrantes que ahora se sabe eran inexactos, en días en que el fenómeno de la variación del compás era entendido por pocos relativamente, Elcano y sus hombres tenían que enfrentar en el mar azares no soñados por los marinos de hoy. Para la tripulación del "Victoria" en su viaje de regreso, no había costas amigas en que reavituallarse, en el mejor de los casos los nativos podían ser inamistosos, en el peor caní-

Eile artículo se escribe en ocasión de la publicación del libro citado de Mairin Mitcliell  Y también existía el riesgo de ser capturados por los portugueses. No es, quizá, decir demasiado que al superar estos azares, el "Victoria" con su capitán y tripulación, cumplió exitosamente la más grande hazaña en la historia de la navegación marítima".

Tomamos las anteriores palabras del libro de Miss Mitchell que acaba de aparecer1. Nos cuenta la autora en la primera página de la introducción que en el Festival Británico inaugurado en 1951, los que conocían el nombre del navegante que cumplió con éxito este viaje estaban admirados al ver, en la sección consagrada a descubrimientos, el nombre de Drake inscrito como el del primer circunnavegante.

"Oh, pero si no fue Drake, fue Magallanes", oí notar a un asombrado visitante.

Pero no era ni el uno ni el otro. Y Miss Mitchell, en el deseo de reparar la falta de que la vida de quién navegó por vez primera alrededor del mundo estuviera aún por escribirse en idioma inglés, se lanzó a ese empeño del que ha sabido salir airosa con un libro en el que los valiosos materiales recogidos en los archivos de Sevilla, Lisboa, Simancas y San Sebastián, y los abundantes datos consultados en el estudio de una rica bibliografía, son iluminados y jerarquizados por un espíritu en el que campean un estricto amor a la verdad y un profundo cariño hacia la persona y el pueblo de su biografiado. SÍ, además de esto, tomamos en cuenta la experiencia de la autora en historias marítimas, sus acreditados dotes de novelista, y el adorno de un estilo que, en su fluidez y amenidad, invita constantemente a la lectura, habremos hecho justicia a esta obra tan bien lograda.

La autora sitúa a Elcano en aquella brillante constelación de vascos nacidos en los últimos años del siglo XV o primeros del XVI, entre los que Loyola y Xabier, Urdaneta y Legazpi brillan como astros mayores. No descuidará el aclarar que el apellido de su héroe era Elcano y no Cano como, por ignorancia, ha sido muchas veces escrito. Su pueblo natal de Guetaria aparece descrito en párrafos que revelan toda la amorosa solicitud que a su conocimiento dedicó la extranjera visitante. Al emprender el relato de los preparativos en demanda de las islas Molucas, no dejará de hacer constar que la compra de las cinco naves sobre las que habría de correrse la aventura fue encargada a la Casa de Contratación de las Indias en la que el tesorero, el contador jefe y otros seis contadores eran paisanos de Elcano, y aun alguno de ellos como Ibarrola, pariente. Arlieta, natural de Le-queitio, hermano del famoso almirante Iñigo, jugaba un papel predominante en la organización de la expedición. No es, pues, extraño que las cinco naves construidas en norteñas playas —la "Trinidad", elegida por Magallanes como capitana, pertenecía a Artieta, y la "Victoria", primera en rodear al mundo, fue construida en Zarauz— se encontrasen en Lequeitio para de allí salir hacía Cádiz, después de haberse procurado en el norte la mayor parte de su equipo. Este fue completado con la artillería y el armamento venido casi enteramente de Vizcaya y la pólvora que llegó de Fuenterrabía.

Una vez partida la expedición de San Lúcar, se nos da cabal noticia sobre el accidentado viaje, con el motín suscitado contra Magallanes, detestado, en su condición de portugués, por todos los capitanes españoles, motín en el que toma parte Elcano. Vemos después el naufragio del "Santiago", la deserción del "San Antonio" y la llegada al Pacífico de los otros tres navios que, en la soledad del mar inmenso, han de padecer las torturas del hambre, la sed y el escorbuto hasta que, después de cien días de navegación, puedan aprovisionarse en su arribo a las Marinas. De allí, siguen a Filipinas donde, al desembarcar en Massava, el acto de toma de posesión se rubrica con solemnes formalidades entre las que hay una que hace exultar el corazón de Elcano: el baile de la "ezpata-dantza" que, a instancia del Capitán General, ejecuta un grupo de sus paisanos como espectáculo que se brinda a los nativos. Desgraciadamente, al llegar a la próxima isla de Cebú, la fiesta se torna en duelo, es la muerte de Magallanes en Mactan a manos de los indígenas. Es sin embargo, cuando el destino, hasta entonces oscuro de Elcano, comienza a perfilarse.

Los incidentes se prodigan hasta la llegada a las Molucas donde el raja de Tidore sella su alianza con el Emperador cargando los dos navios que aun restaban, "Trinidad" y "Victoria", con las codiciadas especies. El objeto del viaje de Magallanes había sido cumplido.

Pero el de Elcano comenzaba en ese punto en que decide, al mando del "Victoria", emprender el regreso navegando siempre hacia el Oeste. Sabía bien lo que quería y al ser dueño de la acción es donde el gran capiíán de Guetaria alcanza todas sus dimensiones. Era preciso un hombre de sus conocimientos náuticos, de su experiencia de mar, de su voluntad inflexible, de sus dotes de mando, para superar aquellos ciento cuarenta y ocho días en que, sin reavitualiarse, rehusando lanzar al mar un solo quintal de su precioso cargamento, testigo y premio del cumplimiento de la expedición, ha de hacer frente a tormentas y penalidades sin cuento que van reduciendo su tripulación hasta dejarla en treinta hombres. Trece de éstos serán tomados presos por los portugueses en la forzosa arribada a Cabo Verde. Y Juan Sebastián de Elcano, con los diez y siete que aún quedan, cadáveres vivientes a los que sólo puede comunicar energía para cumplir la etapa que resta el saber que ella es corta y la postrera, arriba, por fin, al puerto de donde hacía tres años había partido.

La hazaña más grande de los fastos marítimos quedaba cumplida. 

El Universal, Caracas, Setiembre 15 de 1958.

 

 

  1. Ramon Maria Aldasoro

  2. Jose Antonio Aguirre

  3. Lope de Aguirre en su Purgatorio

  4. Aramburu

  5. Sabino de Arana el Libertador vasco

  6. Lucio de Aretxabaleta

  7. El Pastor bueno Monseñor Arias

  8. Artetxe y su coche, el castigo de los dioses

  9. Nuestro Don Pio Baroja y Nessi

  10. De Bolivar a Zaldivar

  11. Madariaga Bolivar y los Vascos

  12. De nuestra estirpe  Jose de Cadalso

  13. Arturo Campion y Jayme Bon

  14. Castelao y su Muerte

  15. El Doctor Couture

  16. Dialogos de Actualidad

  17. Dialogos de muertos

  18. El Cano, Juan Sebastian

  19. Francisco de Xabier

  20. Jesus de Galindez

  21. San Ignacio y el Euskera

  22. Irureta Goyena y los vascos perdida sensible

  23. Larranaga, el Eximio Uruguayo

  24. Leizaola Cultura y Responsabilidad

  25. Urrundik versos de Telesforo Monzon

  26. Orixe

  27. Narciso de Oyarzabal

  28. El Principe de Viana

  29. Honrando a Dardo Regulez

  30. Juan Sarrasqueta

  31. Martin de Ugalde

  32. En el Homenaje a la memoria de Don Juan de Uraga

  33. Andres de Urdaneta

  34. Leyendo a Victor Hugo

  35. El Vasco Francisco de Vitoria

  36. Viajeros extranjeros en Vasconia

  37. Juan de Zumarraga

  38. Dos hombres y un pueblo

 

I) INIDICE OBRAS COMPLETAS PUBLICADAS INTERNET

 

I.1 Linea de Vida  y su Obra

I.2 Poesias en Euskera Recopilacion Total

I.3 Conferencias Recopilacion

I,4 Articulos Periodisticos Recopilacion Total

I.5 Lengua Vasca

I.6 Gernika

I.7 Uruguay

I.8 Venezuela

I.9 Reseñas Biograficas

I.10 Traducciones

I.11 Obras Publicadas

I.12 Semana Vasca en Montevideo

I.13 Ciclo de Clases

I.14 Nota Bio-Bibliografica

I,15 Biografia en Euskera

I.16 Sitio en Internet en Euskera

I.17 Nostalgia

I.18 Articulos Periodisticos Indice Cronologico

I.19 Articulos Periodisticos Indice Alfafabetico

II) OBRAS COMPLETAS - Libros Publicados en Internet

 

II.1  El Hombre Vasco

II.2 Hombres de la Compañia  Guipuzcoana

II.3  El Elemento Vasco en el siglo XVIII Venezolano

II.4 Vicente Antonio de Icuza

III) INDICE de TEMAS RELACIONADOS. Libros publicados por sus hijos;

 

III.1 Nere Aita - el exilio vasco - Mirentxu Amezaga 

III.2 Cronicas del Alsina -  Arantzazu Amezaga de Irujo

IV) Sus Hijos Escriben;

 

IV.1 Los tres Barcos que llevaron a Ama y Aita

IV.2 Travesia

V) Sus Hijos Escriben tras su muerte;

 

V.1 A mi Aita

V.2 La cancion de mi Padre

VI) Otros aspectos

 

VI.1 Reunion Familar en su Memoria

VI.2 Exodo

VI.3 Comision del Cuatricentenario de Caracas

VI.4 Inauguracion de la Plaza que lleva su nombre en Algorta

VI.5 Su Pequeño Poema en la Nota Necrologica 4 Febrero 1969

VII) Toda su Obra Publicada convertida en Formato PDF- puede ser leida en dispositivos  e-Book

 

 VII.1 Amézaga Vicente  Autor Irujo Ametzaga Xabier

 VII.2 Articulos de Prensa

 VII.3 Bio Biografica

 VII.4 Biografia en Euskera

 VII.5 Ciclo de Clases

 VII.6 Ciclo de Conferencias

 VII.7 Nostalgia

 VII.8 El Elemento vasco en el Siglo XVIII Venezolano

 VII.9 El Hombre Vasco

 VII.10 Los Hombres de la Compañia Guipuzcoana

 VII.11 Obras Publicadas

 VII.12 Vicente Antonio de Icuza

 VII.13 Poesias

 VII.14 Relacion de Escritos como Autor

 VII.15 Reseñas Biograficas

 VII.16 Semana Vasca Montevideo

 VII.17 Semana Vasca Montevideo Indice de Articulos

 VII.18 Traducciones

.

Dedicatoria y mi homenaje a Mercedes Iribarren Gorostegui - Su esposa y mi ama

 
Sitio en Internet en homenaje a Vicente de Ametzaga Aresti.
http://vicenteamezagaaresti.blogspot.com
Unico sitio en Internet, que lleva su nombre, de referencia completa de su vida y su Obra totalmente publicada en Internet, 
Poesias, Articulos de Prensa, sus Libros, completando asi, y cerrando todo lo que se habia escrito en libros sobre el y su vida
Creacion, Edicion y contacto: Xabier Iñaki Ametzaga Iribarren
e-mail: xabieramezaga@gmail.com
Blog Xabier Amezaga Iribarren: http://xabieramezaga.blogspot.com
Editoriales relacionadas con sus Publicaciones