Make your own free website on Tripod.com

OBRAS - COMPLETAS 

 
ÍNDICE DE TÍTULOS DE ARTÍCULOS PRENSA - URUGUAY

 

ENSAYO SOBRE EL RETORNO

¿Qué le parecería, amigo mío, si filosofásemos un poco sobre nuestra vuelta a Euzkadi? Creo que es oportuno hacerlo: nuestro viaje ha durado mucho, estimo que lo suficiente como para que se hayan cumplido los fines que determinaron a la Providencia a lanzarnos a peregrinar. Estos no eran otros, tengo para mí, que el enseñarnos a conocer fundamentalmente a nuestra tierra. Sí, amigo mío, no me haga Ud. ese gesto: la verdad es que allí la conocíamos aún bastante imperfectamente. Pero ahora, ya es otra cosa; ahora quiero decir que, cuando cumplamos la última etapa de nuestro viaje en nuestro propio país, estaremos en condiciones de hacer de éste, con todas las garantías de solidez y duración, la nación libre y digna con que hemos soñado siempre.

Pensamos, pues, en la vuelta. Porque nosotros somos de los vascos que vuelven. No venimos a América, o a otras partes del mundo, a hacer dinero o a cumplir cualquier otra hazaña, y a afincar aquí. No; venimos por la vil razón de que poderes extraños nos echaron de nuestra tierra, razón que de vil se convierte para un vasco en capital en el sentido de hacerle volver a ella, por encima de todo. V hemos de volver, además, porque cuando nos hicieron dejarla estábamos precisamente entregados con alma y vida a una tarea sobre todas noble; la de hacer de nuestra Patria, en todos los órdenes, una tierra que ninguno de sus hijos digno, del nombre de tal, pensase en abandonar con carácter definitivo. Y como de ese empeño no hemos desertado un minuto, a pesar de nuestra ausencia, y, menos que nosotros, la inmensa masa del pueblo sufriente que allí quedó, y como algo me está diciendo acá dentro —el fundamento lo ignoro— que ya los días de la opresión están contados, vayamos meditando un poco en la vuelta porque el hacerlo, por vía de preparación, creemos que vale la pena.

Y primeramente, digo, ¿qué encontraremos allá? Llevemos el ánimo bien preparado a los cambios profundos, así en lo espiritual como en lo físico. En este mismo aspecto que parece el menos susceptible de mudanza, hagámonos desde ahora a la idea de que el pueblo a que volveremos, no es exactamente el que dejamos. El paisaje que nos era familiar no será ya quizá el mismo, porque, sin darnos cuenta, habremos cambiado de ángulo de visión y de sentido de perspectiva. Y ni el río de nuestro pueblo natal será el mismo río, dando en esto la razón al viejo Heráclito, ni los montes serán ya los mismos montes, talados, tal vez, o transformados de otra suerte. Habrá muchos, y éstos serán bien desgraciados, que al buscar su casa natal, ni rastro encuentren de ella. Este correrá a donde estaba la placita que fue el escenario de las maravillas de su infancia y ya no la podrá ver rnás; aquél que durante todos estos años había hecho eje de sus sueños aquella fuente, aquella esquina, aquel rincón, girará desesperado al ver que le han sido arrebatados para siempre.

Claro es que serán muchos —¡ojalá lo fueran todos!— los que tornarán a gozar de sus tesoros, corno serán muchos también, y entrarnos en otro terreno, los que hallen intactos sus círculos familiares y de amistad, pero aquellos otros tantos que al volver ya no encuentren esperándolos unos brazos de madre que bastan ellos solos para guardar toda la esencia entrañable de la casa, la familia, el pueblo, la tierra y la vida entera, y aquellos que perdieron no sólo su familia, sino además esos amigos de siempre que son una prolongación familiar. Todos los que volvemos nos encontramos con una generación entera crecida en nuestra ausencia que nos desconoce y a la que en absoluto conocemos. Pero no sigamos más por ahí, y vayamos hacia la segunda y más enjundiosa de estas cuestiones, ¿cómo nos encontrarán?

Aquí tenemos que considerar dos hechos: uno d del arribo que nos queremos figurar en masa a Euzkadi de esíos cientos y cientos de familias vascas muchísimas de ellas nuevas o casi que esperan impacientes la señal del retorno, y en segundo lugar el choque espiritual inevitable, al menos en los primeros momentos, entre la Euzkadi Peregrina y la Sufriente. Porque ésta verá llegar a gente distinta de la que aguardaba y, por nuestra parte la tragedia será que, pese a nuestras previsiones, nunca nos podremos dar bien cuenta de lo diferentes a nosotros mismos que estos años de destierro nos han tornado.

No estará, pues, de más que nos vayamos haciendo a éstas o parecidas meditaciones para que, cuando el momento llegue, podamos siquiera decir algo como esto:

"Compatriotas: cuenta Chesterton en uno de sus maravillosos ensayos que estando un día en su amado rincón de Battersea, haciendo el equipaje para unas vacaciones, entró en su habitación un amigo que le preguntó a dónde iba. Chesterton le explicó, tan elocuente y paradójicamente como él sabía hacerlo, que su destino era Batíersea mismo. Era cierto que partía vía París, Belibrt, Heilderber, Francfort... pero este vagar por el mundo no tenía, en definitiva, otro objeto que el de encontrar una isla que se llama Inglaterra y en ella un lugar placentero llamado Battersea de cuyos encantos habría de gustar como nunca con sus ojos renovados por ese vagar.

"Pues bien, compatriotas, también un día nosotros salimos de Euz-kadi. Y si nos preguntáis cuál era nuestro destino os habremos de decir que, ciertamente, Euzkadi mismo. No importa que en nuestras maletas podáis ver a docenas la estampa de las aduanas de Europa, África y América. Nosotros, viajeros forzosos, no salimos a ver las hermosas ciudades europeas cargadas de civilización, ni las africanas saturadas de misterio, ni las de América, febriles de progreso: no, lo que nosotros en nuestro viaje hemos buscado es Euzkadi y he aquí que la hemos hallado para siempre. Es cierto que la miramos ahora con ojos nuevos, pero si vierais con qué ojos tan vivos, tan despiertos, tan henchidos de entusiasmo y de pasión. Os aseguramos que os podemos decir de ella muchas cosas que vosotros no habéis visto jamás. Es verdad que en muchas también la encontramos diferente, pero estamos seguros de que esas diferencias como otros aspectos que sólo la vida conjunta enseña, vosotros hermanos, nos lo habéis de explicar muy bien para que entendamos y amemos todo lo que digno de comprensión y amor sea.

"Y de este modo la trágica experiencia, diversa en los modos, pero en el fondo común a todos, nos servirá a unos y a otros para identificarnos más y más en el amor de nuestro pueblo y para entre todos construir sólidamente una Patria bella y próspera, libre y digna. Una patria de la que no tenga que salir jamás ningún vasco por imperio de la tiranía extraña y de la que no tenga que emigrar nunca uno de nuestros hermanos por la compulsión, aún más odiosa, de la injusticia, el hambre o la incomprensión culpable de sus propios compatriotas".

Euzko Deya, México, Mayo 1 de 1953.

 

URUGUAY.

 

  1. El pueblo vasco ventila 

  2. En los Campos Elíseos 

  3. Intermedio jovial 

  4. La invasión de Europa 

  5. Comunidad vasco-uruguaya 

  6. Palabras de agradecimiento 

  7. Hermandad vasca 

  8. "Albokas" y "albokaris" 

  9. ¡Agur!  

  10. Rezaron fervorosamente el rosario 

  11. El pueblo de las ermitas 

  12. Canciones de Navidad 

  13. Los vascos cantan y danzan 

  14. Estudios vascos 

  15. Las casas solares del País Vasco 

  16. La realidad española bajo Franco 

  17. Defensa de la Libertad 

  18. "Sabremos cumplir" 

  19. Los Juegos Florales Catalanes 

  20. "Con Libertad, ni ofendo ni temo" 

  21. Miseria y honor de la gramática 

  22. Los paisajes entrañables 

  23. Esta es la justicia que mandan hacer 

  24. Algo sobre el carácter vasco 

  25. Franco y la cultura vasca 

  26. Ensayo sobre el retorno 

  27. "La comarca y el mundo" 

  28. Uruguay y la UNESCO 

  29. Voluntad de sobrevivir 

  30. Arte Vasco 

  31. Adiós al Uruguay 

La Gran Semana Vasca de Montevideo
Indice de lo escrito y publicado por Bingen Ametzaga durante los meses de octubre, noviembre y diciembre de 1943 en la prensa uruguaya.

    1. La Semana Vasca

    2. Los meses vascos

    3. Territorio vasco

    4. Antropología

    5. Música

    6. Danzas

    7. Juegos y deportes

    8. Mitología

    9. Religión: herejes y brujas

    10. Idioma vasco

    11. Literatura euskérica

    12. Las Pastorales suletinas

    13 Los bertsolaris

    14. Escritores vascos en castellano

    15. Organización política vasca

    16. Tratados con Inglaterra

    17. Tratados de amistad v buena correspondencia

    18. El árbol de Gernika

    19. Democracia y sentido de ¡a dignidad humana

    20. Nobleza universal aspectos sociales del Fuero

    21. El árbol Maíato

    22. La mujer vasca

    23. El caserío

    24. La industria del hierro

    25. Argiñas y arotzas

    26. Marinos y descubridores

    27. Colonizadores y fundadores

    28. Garibai, Urkiza, Alberdi, Larrañaga...

    29. "Corto en palabras... "

    30. "Palabra de vasco "

    31. " Vasco hermano "

 

I) INIDICE OBRAS COMPLETAS PUBLICADAS INTERNET

I.1 Linea de Vida  y su Obra

I.2 Poesias en Euskera Recopilacion Total

I.3 Conferencias Recopilacion

I,4 Articulos Periodisticos Recopilacion Total

I.5 Lengua Vasca

I.6 Gernika

I.7 Uruguay

I.8 Venezuela

I.9 Reseñas Biograficas

I.10 Traducciones

I.11 Obras Publicadas

I.12 Semana Vasca en Montevideo

I.13 Ciclo de Clases

I.14 Nota Bio-Bibliografica

I,15 Biografia en Euskera

I.16 Sitio en Internet en Euskera

I.17 Nostalgia

I.18 Articulos Periodisticos Indice Cronologico

I.19 Articulos Periodisticos Indice Alfafabetico

II) OBRAS COMPLETAS - Libros Publicados en Internet

 

II.1  El Hombre Vasco

II.2 Hombres de la Compañia  Guipuzcoana

II.3  El Elemento Vasco en el siglo XVIII Venezolano

II.4 Vicente Antonio de Icuza

III) INDICE de TEMAS RELACIONADOS. Libros publicados por sus hijos;

 

III.1 Nere Aita - el exilio vasco - Mirentxu Amezaga 

III.2 Cronicas del Alsina -  Arantzazu Amezaga de Irujo

IV) Sus Hijos Escriben;

 

IV.1 Los tres Barcos que llevaron a Ama y Aita

IV.2 Travesia

V) Sus Hijos Escriben tras su muerte;

 

V.1 A mi Aita

V.2 La cancion de mi Padre

VI) Otros aspectos

 

VI.1 Reunion Familar en su Memoria

VI.2 Exodo

VI.3 Comision del Cuatricentenario de Caracas

VI.4 Inauguracion de la Plaza que lleva su nombre en Algorta

VI.5 Su Pequeño Poema en la Nota Necrologica 4 Febrero 1969

VII) Toda su Obra Publicada convertida en Formato PDF- puede ser leida en dispositivos  e-Book

 

 VII.1 Amézaga Vicente  Autor Irujo Ametzaga Xabier

 VII.2 Articulos de Prensa

 VII.3 Bio Biografica

 VII.4 Biografia en Euskera

 VII.5 Ciclo de Clases

 VII.6 Ciclo de Conferencias

 VII.7 Nostalgia

 VII.8 El Elemento vasco en el Siglo XVIII Venezolano

 VII.9 El Hombre Vasco

 VII.10 Los Hombres de la Compañia Guipuzcoana

 VII.11 Obras Publicadas

 VII.12 Vicente Antonio de Icuza

 VII.13 Poesias

 VII.14 Relacion de Escritos como Autor

 VII.15 Reseñas Biograficas

 VII.16 Semana Vasca Montevideo

 VII.17 Semana Vasca Montevideo Indice de Articulos

 VII.18 Traducciones

.

Dedicatoria y mi homenaje a Mercedes Iribarren Gorostegui - Su esposa y mi ama

 
Sitio en Internet en homenaje a Vicente de Ametzaga Aresti.
http://vicenteamezagaaresti.blogspot.com
Unico sitio en Internet, que lleva su nombre, de referencia completa de su vida y su Obra totalmente publicada en Internet, 
Poesias, Articulos de Prensa, sus Libros, completando asi, y cerrando todo lo que se habia escrito en libros sobre el y su vida
Creacion, Edicion y contacto: Xabier Iñaki Ametzaga Iribarren
e-mail: xabieramezaga@gmail.com
Blog Xabier Amezaga Iribarren: http://xabieramezaga.blogspot.com
Editoriales relacionadas con sus Publicaciones