Make your own free website on Tripod.com

OBRAS - COMPLETAS 

 
ÍNDICE DE TÍTULOS DE ARTÍCULOS PRENSA - VENEZUELA

 

A UN JOVEN VASCO

Me dices que se va el 1965: "Un año más en la opresión; un año más vivido en vano. Es el del Centenario de Sabín y se nos ha ido como los anteriores, sin ver que el Askatasun Eguzkia comience a brillar..."

Un año más, sí. Es un precio caro el que estamos pagando. ¿Pero sabemos nosotros ni nadie lo que vale cada año de dolor? Lo tuvieron que pagar todos los pueblos que de veras quisieron ser libres y lo pagó Sabín con toda una vida hecha de esfuerzo y sacrificio. Y, sin embargo, al despedirse de ella, el panorama que a su vista se ofrecía no podía ser más deprimente: persecución y burlas, incomprensión y calumnias, odio de los extraños y en los compatriotas una indiferencia mil veces peor que el odio mismo. Así fue la vida de aquél a quien más que a nadie deberá la suya la Patria. Cierto que tuvo algunos predecesores. Lo fueron los bízkainos vencedores en Munguía y los heroicos navarros del castillo de Amayur y los mártires de la Rebelión de la Sal. Lo fue el gran Larramendi a quien algún día habrá que rehabilitar en este aspecto y lo fueron hasta cierto punto Chao y Moguel y otros. Pero ellos, como Olano, como Egaña, como Mo-raza, como tantos de aquellos que, ante el parlamento español o, guitarra en mano, como el errabundo Iparraguirre, o como los ingenuos fueristas, al cantar a las libertades vascas con elocuencia y con sinceridad, pretendían amar y servir en imposible simbiosis a dos patrias —Euzkadi y España— a la vez. Varios siglos de desviación nacional habían hecho posible que en los cerebros más claros y aun en los más puros corazones pudiera darse esta deformada visión. Las uniones de las diversas regiones vascas a Castilla en su corona y el que ésta en^los tiempos que siguieron llegara al zenit de su grandeza brindaron a los vascos de ambición y de empresa campo ancho donde colmar los deseos de los nacidos para consejeros de reyes, como Ayala o Idiakez o Gaztelu, etc., etc., o para grandes almirantes como Okendo y Gaztañeta, Rekalde, Bertendona, Churruca y tantos otros. Al servicio de los reyes, entonces los más poderosos del mundo, podían encabezar !a empresa de rodear el orbe, como Elkano o de colonizar las lejanas Filipinas, como Urdaneta y Legazpi... Y todo iba bien mientras el sol no se ponía en los dominios de aquellos reyes y el país gozaba de privilegiada situación interior. Fue preciso que, con las guerras carlistas, con el dolor y el desgarrón que ellas causaron en el cuerpo de la Patria, tras siglos de sopor, resonara el clarinazo de Sabín, el hombre joven de la patria vieja y olvidada. Y hubo de ser la suya la voz agria que estigmatiza al traidor, despierta al dormido, excita al despierto, enfervoriza al vasco y encoleriza al extranjero. Fue como el relámpago que cruza de un extremo al otro del cíelo y hace verlo todo de una vez. No importa cuan rápido se apague. Lo que él iluminó ya no puede ser olvidado y queda como viviente signo de contradicción al que se puede amar u odiar, pero es imposible ignorar. Fue su obra la de un joven generoso y heroico y por eso la juventud que ama lo heroico y lo generoso ama a Sabín en cuanto lo conoce y ve en él un paradigma a cuya imitación bien merece consagrar la vida. El dardo hecho de amor y dolor que él dejó clavado en el corazón de la Patria ha quedado vibrando y hay en su vibrar algo como una canción y un mensaje que todos los jóvenes vascos van escuchando y recogiendo de un extremo a otro de la vieja Patria. Y en esa juventud, querido amigo, en ti y en los otros millares de jóvenes se concentra toda nuestra esperanza. Habría que ser más que hombre para hacer más que lo que Sabín hizo. Pero no somos mesianistas sino hijos de una patria que, como escribió Guiozot, mientras todo se trastocaba en Europa, supo permanecer pueblo. Y creemos, por eso, que ai pueblo que Sabín despertó sólo lo podrá salvar el pueblo mismo, Y lo mejor de ese pueblo sois vosotros, jóvenes de la actual generación, y por eso de vosotros espera la Patria la salud. Sabéis bien que buenas son las armas cuando son necesarias para ello, pero que en nuestros días y circunstancias hay cosas que valen mucho más y son siempre mejores que ellas. A la obra, pues, a la forja de la libertad que necesitamos para que Euzkadi sea la más bella de las patrias, libertad que sólo podrá ser conquistada por una superación constante en el trabajo y en el esfuerzo. A la hora, pues, joven amigo, que sólo cuando se acabe la jornada, será tiempo de reposar. Y a la obra con la voluntad bien tensa, la que sólo se conforma con lo más y lo mejor. No podemos aceptar medianías. Somos pequeños y por ello tenemos que trabajar como gigantes si queremos ser dignos de nuestro ideal. Que ese ideal mueva todos vuestros actos. Que la joven emakume, cuando da su más primorosa puntada, haga decir a su aguja por Euzkadi y que el recio langille en el taller haga su trabajo más perfecto por una Euzkadi mejor para todos sus hijos; que el arrantzale robe al mar sus mejores tesoros por Euzkadi, y que el baserritarra labre su tierra para que verdaderamente sea suya en una Euzkadi mejor, y que vosotros los ikas-les, quizá la mejor esperanza hoy día de la Patria nuestra, apretéis de firme los codos contra la mesa de estudio para asimilar la sustancia mejor de vuestros libros y la más alta enseñanza de vuestros profesores y la última experiencia de vuestros laboratorios para ofrecernos una rica cosecha: desde secretarios de ayuntamiento hasta diplomáticos, desde directores de empresa hasta lingüistas, matemáticos y físicos, diplomados en ciencia nuclear. Adelante todos, al compás vibrante de canciones nuevas —las que el viejo Hornero decía que suelen ser las mejores—, canciones nuevas que hablan de libertad y esperanza, de limpieza y dignidad, de trabajo y de saber, de respetar y de amar, de una patria en que los vascos puedan dar la medida más alta de lo humano. Porque todo eso y más, con un porvenir glorioso, aguarda a la joven generación vasca de hoy que sabe lo que significan las palabras: "Gu gara Euzkadí'ko gaztedi berria,.."'.

Euzko Gastedi, Caracas, 1965.

 

VENEZUELA.

 

  1. Diálogos de ausencia y presencia 

  2. Begoña de Naguanagua 

  3. Problema de jóvenes 

  4. Yunque y martillo 

  5. Esto es Pizkunde 

  6. Artistas vascos en Venezuela 

  7. Diálogos de emigrados 

  8. Carta de Caracas 

  9. Hombres de la Compañía Guipuzcoana 

  10. Política y Patriotismo 

  11. El Himno nacional vasco 

  12. Ideas simples 

  13. Sinfonía de Guecho 

  14. Belford Hinton Wilson 

  15. El caso vasco 

  16. Resistir y persistir 

  17. Exportación de cacao 

  18. Información bibliográfica 

  19. Bolívar y los vascos 

  20. A un joven vasco 

  21. El humorismo vasco 

  22. Tres emigraciones 

  23. El Bilbao de Bolívar 

  24. Un reflejo del País Vasco 

  25. Hacia la Libertad 

  26. Los libros de la Caracas Colonial 

  27. Publicaciones del Cuatricentenario de Caracas 

  28. La "gens" caraqueña de los Landaeta

INDICE COMPLETO de ARTICULOS de PRENSA

I) INIDICE OBRAS COMPLETAS PUBLICADAS INTERNET

 

I.1 Linea de Vida  y su Obra

I.2 Poesias en Euskera Recopilacion Total

I.3 Conferencias Recopilacion

I,4 Articulos Periodisticos Recopilacion Total

I.5 Lengua Vasca

I.6 Gernika

I.7 Uruguay

I.8 Venezuela

I.9 Reseñas Biograficas

I.10 Traducciones

I.11 Obras Publicadas

I.12 Semana Vasca en Montevideo

I.13 Ciclo de Clases

I.14 Nota Bio-Bibliografica

I,15 Biografia en Euskera

I.16 Sitio en Internet en Euskera

I.17 Nostalgia

I.18 Articulos Periodisticos Indice Cronologico

I.19 Articulos Periodisticos Indice Alfafabetico

II) OBRAS COMPLETAS - Libros Publicados en Internet

 

II.1  El Hombre Vasco

II.2 Hombres de la Compañia  Guipuzcoana

II.3  El Elemento Vasco en el siglo XVIII Venezolano

II.4 Vicente Antonio de Icuza

III) INDICE de TEMAS RELACIONADOS. Libros publicados por sus hijos;

 

III.1 Nere Aita - el exilio vasco - Mirentxu Amezaga 

III.2 Cronicas del Alsina -  Arantzazu Amezaga de Irujo

IV) Sus Hijos Escriben;

 

IV.1 Los tres Barcos que llevaron a Ama y Aita

IV.2 Travesia

V) Sus Hijos Escriben tras su muerte;

 

V.1 A mi Aita

V.2 La cancion de mi Padre

VI) Otros aspectos

 

VI.1 Reunion Familar en su Memoria

VI.2 Exodo

VI.3 Comision del Cuatricentenario de Caracas

VI.4 Inauguracion de la Plaza que lleva su nombre en Algorta

VI.5 Su Pequeño Poema en la Nota Necrologica 4 Febrero 1969

VII) Toda su Obra Publicada convertida en Formato PDF- puede ser leida en dispositivos  e-Book

 

 VII.1 Amézaga Vicente  Autor Irujo Ametzaga Xabier

 VII.2 Articulos de Prensa

 VII.3 Bio Biografica

 VII.4 Biografia en Euskera

 VII.5 Ciclo de Clases

 VII.6 Ciclo de Conferencias

 VII.7 Nostalgia

 VII.8 El Elemento vasco en el Siglo XVIII Venezolano

 VII.9 El Hombre Vasco

 VII.10 Los Hombres de la Compañia Guipuzcoana

 VII.11 Obras Publicadas

 VII.12 Vicente Antonio de Icuza

 VII.13 Poesias

 VII.14 Relacion de Escritos como Autor

 VII.15 Reseñas Biograficas

 VII.16 Semana Vasca Montevideo

 VII.17 Semana Vasca Montevideo Indice de Articulos

 VII.18 Traducciones

.

Dedicatoria y mi homenaje a Mercedes Iribarren Gorostegui - Su esposa y mi ama

 
Sitio en Internet en homenaje a Vicente de Ametzaga Aresti.
http://vicenteamezagaaresti.blogspot.com
Unico sitio en Internet, que lleva su nombre, de referencia completa de su vida y su Obra totalmente publicada en Internet, 
Poesias, Articulos de Prensa, sus Libros, completando asi, y cerrando todo lo que se habia escrito en libros sobre el y su vida
Creacion, Edicion y contacto: Xabier Iñaki Ametzaga Iribarren
e-mail: xabieramezaga@gmail.com
Blog Xabier Amezaga Iribarren: http://xabieramezaga.blogspot.com
Editoriales relacionadas con sus Publicaciones