Make your own free website on Tripod.com

OBRAS - COMPLETAS 

 
ÍNDICE DE TÍTULOS DE ARTÍCULOS PRENSA - VENEZUELA

 

TRES EMIGRACIONES

La incorporación del elemento vasco a Venezuela puede ser estudiada en tres momentos que denominaremos la Aventura, la Empresa y el Exilio y que corresponden respectivamente a los primeros tiempos de la institución colonial, al siglo XVIII y a nuestros días.

El movimiento de la Aventura es aquel que se realiza bajo el signo de la inmigración individual y esporádica de los siglos XVI y XVII, determinado por el ansia de riqueza y bienestar superando las barreras que la estrechez de la tierra, la fecundidad familiar y las restricciones de la legislación civil, celosa conservadora de la casa solariega, imprimían a los enérgicos hombres de una raza que nacían frente a los infinitos caminos del mar. Conquistada pérfidamente Navarra a principios del siglo XVI —aunque sea digno de notarse como al principio algunos juristas de Indias niegan a los navarros la calidad de españoles—, y unidas también las regiones de Alaba, Guipúzcoa y Vizcaya a Castilla aunque en realidad no fuese más que en la persona del común soberano, este vínculo que según corrían los tiempos había de engendrar tan desnacionalizadores efectos, ofrecía de momento a los vascos un amplio campo para sus actividades que, como es sabido, desde el Descubrimiento, comenzaron a desplegar a lo largo y lo ancho de toda la América.

El vasco aventurero se concreta en Venezuela y, para ser aún más precisos, en Caracas, en individualidades como la de Diego de Henares Lezama (natural de Baracaldo, Vizcaya), el hombre que diseñó el plano de la primera urbe caraqueña; en Sancho del Villar, uno de sus primeros alcaldes; en Juan de Amezaga, escribano de cámara; en encomenderos como Simón de Bolívar (el Viejo), Sancho de Zuazo, los capitanes Arteaga y Guevara y otros que pudiéramos citar y cuyos nombres aparecen en los repositorios de viejos documentos caraqueños anteriores al año 1600, sin olvidar a don Simón de Basauri, fundador de la primera escuela que hubo en la ciudad (año 1594).

Con los primeros años del siglo XVII (1606-1611) tenemos al gobernador Sancho de Alquiza cuyo nombre deformado en Sanchorquiz aún perdura en la toponimia caraqueña. Antes de él y después a lo largo de toda la centuria, van llegando y afincándose en el país segundones de las más conocidas familias de Euzkadí, como los orgullosos vastagos de los Muxi-ca y Butrón —"Muxika arerioakaz agika; Butroe zelangoa dan oróle da-kie", reza su lema inscripto en las piedras de su viejo y poderoso castillo allá en Gatika;— o de los Villela de Munguia, los de "los cinco lobos en vela de la casa de Villela" que recordará todo lector del precioso "Libe" del Maestro Arana Goiri. De esa época son los Landaeta, una de las estirpes mas prolíficas entre todas las familias caraqueñas; los Arguinzoniz, los Arechederra y, para concluir con dos conocidas esquinas de la ciudad los Ibarra y los Veroiz que ahora dicen Veroes. Los frutos de esta inmigración de la Aventura correspondieron a sus orígenes y no pudieron ser otros que invididuales y dispersos.

El 4 de septiembre de 1730, con la llegada a Puerto Cabello de los tres primeros navios de la "Real Compañía Guípuzcoana de Caracas", las fragatas "San Ignacio de Loyola", y "San Joaquín" y la galera "Guipuzcoa-na", comienza sus actividades la inmigración de la Empresa. Una empresa de carácter puramente mercantil, nunca hay que perder esto de vista. Ni podemos olvidar tampoco que si del lado vasco ofrece la ventaja de ser un organismo netamente nacional en su dirección, en sus hombres, en sus instrumentos y hasta, en gran parte, en el destino de sus ganancias, representaba tan sólo el esfuerzo de una de las siete regiones o estados vascos que, si en la letra de las leyes seguía tan independiente como el primer día de su unión personal a la corona de Castilla, llevaba ya sufriendo siglos de adulteración en lo mas íntimo de su esencia nacional.

Como quiera, con todas las limitaciones con que nacía y todos los reparos y objecciones que desde distintos ángulos pueden hacérsele, es indudable que esta empresa, ya se la mire desde el punto de vista del esfuerzo vasco, ya desde el de su influencia en los destinos de Venezuela a la que encontró "...reducida a la situación de una provincia agobiada por la pobreza... y la dejó próspera, revalorizada para el Imperio y bogando en la plena corriente del comercio exterior", como dice Hussey, reviste una trascendencia que sólo los voluntariamente ciegos pueden negar. Y junto con el aspecto mercantil de la empresa, "...no se ha de olvidar" —como escribe Gil Fortoul— "que los bascos de la Compañía Guipuzcoana trajeron a la hasta entonces pobre e inculta colonia venezolana, algo más importante que las mercaderías españolas. Trajeron libros, ideas, moderno espíritu emprendedor, hombres arrastrados en su mayoría por el movimiento que iba a culminar en la Enciclopedia y la Revolución Francesa. Guipúzcoa, vecina de Francia y hogar de una raza noble que juntó siempre las energías del trabajo con el espíritu de independencia vino a modernizar en lo posible el anticuado régimen de los conquistadores". Con lo que consiguió que Venezuela, añadimos nosotros, no estuviera ausente del siglo XVIII y hasta que fuese su siglo auroral, sin que pudiera decirse aquí lo que Ortega y Gasset escribió de España: "Cuanto más se medita sobre nuestra historia más clara se advierte la desastrosa ausencia del siglo XVIII... Este ha sido el triste sino de España, la nación europea que se ha saltado un siglo insustituible".

Lo que los libros y las ideas de ese siglo traídas por los vascos a Venezuela representaron en la incubación del movimiento independentista es fácil de excogitar. Pero hay que señalar además algo tan importante como es la natural predisposición del hombre vasco para las empresas de libertad. Como escribiera aquel nuestro Ramón de Basterra a quien "las claridades de Roma" y la herencia romana de España desviaron de los senderos de su patria: "La alarma me invade en presencia de la acción de los vizcaínos en América. La sorda conciencia de haber abortado su forma espontánea de raza anterior a Roma por la imposición de Castilla, parece haberlos preparado a la comprensión y hasta a la misma simpatía con las poblaciones indígenas-.. He tenido que cerrar mis ojos a la plétora de apellidos del Pirineo que hormiguean en las rebeldías de las guerras civiles de América". Sin duda los cerraría al leer la lista de los complicados en el alzamiento de Gual y España y después, aún con más violento esfuerzo, al ver en la gloriosa lucha por la Independencia venezolana, junto a la figura de Bolívar, tantas otras de primera magnitud como Urdaneta, Anzoategui, Aris-mendi, Sagarzazu, Aramendi, Mendiri, etc, etc.

Esta inmigración de la empresa fue organizada y, en lo que cabe, masiva. Más de 2.500 fichas de vascos del tiempo de la Guipuzcoana tenemos recogidas, lo que algo significa, habida cuenta de que la mayor parte corresponden a Caracas cuya población no excedía de 20 a 30.000 habitantes por aquel entonces. Los Olabarriaga, Aizpurua, Goizueta, Urroz, Zaran-dia, Uranga, Goicoechea, Amenabar y Mintegui, por citar sólo a los Factores principales de la empresa, encabezan una relación desde capitanes generales a grumetes, pasando por marinos, comerciantes y representantes de las más diversas actividades. De estos hombres proceden familias tan profundamente arraigadas en los medios venezolanos de hoy como los Le-cuna, Zufoaga, Azpurua, triarte y tantos otros.

La disolución de la Compañía en 1785 y las conmociones y guerras que sacuden a Venezuela en las primeras décadas del siglo XIX, cortan a lo largo de todo el resto del siglo y casi primera mitad del XX la corriente emigratoria vasca que se encauza preferentemente por esta época a las orillas del Plata. Tenemos que llegar al año 1939 para poder dar testimonio de una tercera corriente emigratoria de Euzkadi a Venezuela.

Es la que hemos llamado del Exilio. Parecida sólo a la anterior en que se inicia también con la llegada de tres barcos, el "Cuba", el "Flandre" y el "Bretagne" a los puertos de Venezuela, pero muy distinta a las dos anteriores en su motivación y en su espíritu. No llegaban ellos como aventureros a tierra conquistada ni organizados en poderosa empresa mercantil bajo los auspicios de un monarca. Venían rotos, con sus vidas truncadas por los horrores de una guerra que nunca quisieron pero que hubieron de aceptar, con heroica determinación, en defensa propia y de sus valores nacionales entre los que se alza el primero y más alto que ninguno el culto a la Libertad.

Pero no hablaremos nosotros de esta inmigración. Con más autoridad y conocimiento lo harán otros compatriotas que fueron actores y testigos de ella. Los hombres que al ser recibidos fraternalmente en la tierra generosa de Venezuela a la que ofrecen todos los días lo mejor que un hombre puede rendir, su trabajo constante y su conducta rectilínea, no pueden olvidar a su patria lejana. Porque no puede pedírseles que lo hagan mientras ella, que fue en Europa cuna y asilo de las más antiguas libertades, esté convertida en tierra ocupada por un invasor que además de una sangre, un idioma y una cultura extraña, pretende imponernos, para más escarnio, una doctrina que es la negación misma del concepto vital del hombre vasco; la antítesis de aquel ideal de independencia nacional y plenitud en la libertad por la que luchan, en las sombras de la Resistencia o la grata luz de los ambientes democráticos como el que Venezuela brinda, todos los vascos dignos de sus apellidos.

Revista Centro Vasco.- XXX Aniversario, Caracas, 1966.

 

 

VENEZUELA.

 

  1. Diálogos de ausencia y presencia 

  2. Begoña de Naguanagua 

  3. Problema de jóvenes 

  4. Yunque y martillo 

  5. Esto es Pizkunde 

  6. Artistas vascos en Venezuela 

  7. Diálogos de emigrados 

  8. Carta de Caracas 

  9. Hombres de la Compañía Guipuzcoana 

  10. Política y Patriotismo 

  11. El Himno nacional vasco 

  12. Ideas simples 

  13. Sinfonía de Guecho 

  14. Belford Hinton Wilson 

  15. El caso vasco 

  16. Resistir y persistir 

  17. Exportación de cacao 

  18. Información bibliográfica 

  19. Bolívar y los vascos 

  20. A un joven vasco 

  21. El humorismo vasco 

  22. Tres emigraciones 

  23. El Bilbao de Bolívar 

  24. Un reflejo del País Vasco 

  25. Hacia la Libertad 

  26. Los libros de la Caracas Colonial 

  27. Publicaciones del Cuatricentenario de Caracas 

  28. La "gens" caraqueña de los Landaeta

INDICE COMPLETO de ARTICULOS de PRENSA

I) INIDICE OBRAS COMPLETAS PUBLICADAS INTERNET

 

I.1 Linea de Vida  y su Obra

I.2 Poesias en Euskera Recopilacion Total

I.3 Conferencias Recopilacion

I,4 Articulos Periodisticos Recopilacion Total

I.5 Lengua Vasca

I.6 Gernika

I.7 Uruguay

I.8 Venezuela

I.9 Reseñas Biograficas

I.10 Traducciones

I.11 Obras Publicadas

I.12 Semana Vasca en Montevideo

I.13 Ciclo de Clases

I.14 Nota Bio-Bibliografica

I,15 Biografia en Euskera

I.16 Sitio en Internet en Euskera

I.17 Nostalgia

I.18 Articulos Periodisticos Indice Cronologico

I.19 Articulos Periodisticos Indice Alfafabetico

II) OBRAS COMPLETAS - Libros Publicados en Internet

 

II.1  El Hombre Vasco

II.2 Hombres de la Compañia  Guipuzcoana

II.3  El Elemento Vasco en el siglo XVIII Venezolano

II.4 Vicente Antonio de Icuza

III) INDICE de TEMAS RELACIONADOS. Libros publicados por sus hijos;

 

III.1 Nere Aita - el exilio vasco - Mirentxu Amezaga 

III.2 Cronicas del Alsina -  Arantzazu Amezaga de Irujo

IV) Sus Hijos Escriben;

 

IV.1 Los tres Barcos que llevaron a Ama y Aita

IV.2 Travesia

V) Sus Hijos Escriben tras su muerte;

 

V.1 A mi Aita

V.2 La cancion de mi Padre

VI) Otros aspectos

 

VI.1 Reunion Familar en su Memoria

VI.2 Exodo

VI.3 Comision del Cuatricentenario de Caracas

VI.4 Inauguracion de la Plaza que lleva su nombre en Algorta

VI.5 Su Pequeño Poema en la Nota Necrologica 4 Febrero 1969

VII) Toda su Obra Publicada convertida en Formato PDF- puede ser leida en dispositivos  e-Book

 

 VII.1 Amézaga Vicente  Autor Irujo Ametzaga Xabier

 VII.2 Articulos de Prensa

 VII.3 Bio Biografica

 VII.4 Biografia en Euskera

 VII.5 Ciclo de Clases

 VII.6 Ciclo de Conferencias

 VII.7 Nostalgia

 VII.8 El Elemento vasco en el Siglo XVIII Venezolano

 VII.9 El Hombre Vasco

 VII.10 Los Hombres de la Compañia Guipuzcoana

 VII.11 Obras Publicadas

 VII.12 Vicente Antonio de Icuza

 VII.13 Poesias

 VII.14 Relacion de Escritos como Autor

 VII.15 Reseñas Biograficas

 VII.16 Semana Vasca Montevideo

 VII.17 Semana Vasca Montevideo Indice de Articulos

 VII.18 Traducciones

.

Dedicatoria y mi homenaje a Mercedes Iribarren Gorostegui - Su esposa y mi ama

 
Sitio en Internet en homenaje a Vicente de Ametzaga Aresti.
http://vicenteamezagaaresti.blogspot.com
Unico sitio en Internet, que lleva su nombre, de referencia completa de su vida y su Obra totalmente publicada en Internet, 
Poesias, Articulos de Prensa, sus Libros, completando asi, y cerrando todo lo que se habia escrito en libros sobre el y su vida
Creacion, Edicion y contacto: Xabier Iñaki Ametzaga Iribarren
e-mail: xabieramezaga@gmail.com
Blog Xabier Amezaga Iribarren: http://xabieramezaga.blogspot.com
Editoriales relacionadas con sus Publicaciones