Make your own free website on Tripod.com

OBRAS - COMPLETAS 


RESEÑAS BIOGRAFICAS

 

EL PRINCIPE DE VIANA*

(1421-1461)

El destino parece haber marcado ya con un sello de melancolía al joven príncipe que habita el regio castillo de Olite, castillo o, para mejor decir, palacio que su abuelo Carlos III de Navarra había erigido. Reputándose descendiente directo de Carlomagno y de San Luis, había en este buen rey, no sin razón llamado el Noble, y que "tomando consejo de algunos, de ninguno se dejaba gobernar'', una innata inclinación hacia todo lo que fuera aumentar el lujo y magnificencia de su corte. Y ninguna muestra mejor de ello que este palacio de Olite donde ahora podemos ver paseando al Príncipe, que ora discurre contemplando el huerto de los Baños donde las plantas exóticas reinan con su chillona policromía; ora las diversas torres, diferentes por su perfil y por sus varios y pomposos nombres —la de la Joyosa Guarda, la de los Cuatro Vientos, la de las Tres Coronas, la de los Lebreles, etc. etc.—; ora por el verdadero parque zoológico que allí se ha logrado formar con sus graciosos ciervos y deformes camellos, jirafas y jabalíes, osos y leones; ora por el jardín de los toronjiles poblado por el triunfo de los pavos reales y los olímpicos cisnes de nieve. Hay mucho que ver y admirar allí y en el esplendor de tantos dorados aposentos que justifican el asombro de aquel viajero alemán von Harff que después de visitar allí al príncipe, en su recorrido de diversas cortes europeas, dijo que no creía que rey alguno habitara palacio de semejante suntuosidad.

El príncipe Carlos, hijo del matrimonio de doña Blanca de Navarra, hija de Carlos el Noble, con el infante de Aragón don Juan, había nacido en Peñañel el año de 1421 y recibió el nombre de su abuelo que, como para contrarrestar ese nacimiento en tierra extraña, ordenó se le enviaran seis nodrizas navarras, una por cada merindad del reino. Juzgaba, al parecer, el rey, que era preciso que quien nacía llamado a ser soberano de Navarra, mamase el jugo vital de las sanas y auténticas hijas de la tierra.

Y la predilección de su abuelo se volvió a manifestar muy pronto cuando, en enero de 1423, otorgó en lúdela carta real por la que se instituía el Principado de Viana en honor de su nieto de quien ya las Cortes del Reino reunidas en Olite seis meses antes (junio 1422) juraron guardar la persona, honor y estado como futuro rey de Navarra.

Todo parecía sonreír alrededor del príncipe de quien un escritor de la época nos dice: "Fue bello" y cuya dulzura y simpatía juntamente con la nobleza y delicadeza de su espíritu son prendas por todos reconocidas. "Muy sabio, muy sutil, muy agudo y muy claro de entendimiento; gran trovador, grande y buen cantador, cavalgador, cumplido en todo amor y gracia... todo el tiempo de su vida amó mucho el estudio", según un contemporáneo suyo. Su biblioteca, lugar de sus delicias, constaba de un centenar de volúmenes en vitela, la mayoría escritos en latín que son libros de historia, derecho y teología. El Principe los guarda y acaricia como verdadero hombre del Renacimiento que domina el italiano y el francés, así como el catalán en el que alternan con el altísimo poeta Ausias March. Era su más grande placer conversar con hombres sabios y eruditos y su Crónica de los Reyes de Navarra, su traducción de la Etica de Aristóteles y otras obras suyas nos dan testimonio de sus talentos y sus afanes.

Nacido en real cuna y dotado de tan altas prendas de carácter y entendimiento todo hacía presagiar para don Carlos una de las más felices y fecundas existencias. Pero la vida pronto se torna cruel para este pequeño Hamlet, como con acierto se le ha llamado, que, apenas salido de la adolescencia, ha de enfrentarse con los fantasmas de la duda que le deparan un destino de guerras y luchas civiles, enredos políticos, destierros y prisiones y una temprana muerte lejos de su patria.

La dureza y la irrefrenable ambición de su padre va engendrando nubes de tormenta en el horizonte que a duras penas logra mantenerse en calma, gracias a la bondad de su madre doña Blanca sobre cuyo corazón se moldea el de nuestro príncipe. Pero a la muerte de ella (1441) la ruptura entre padre e hijo se hace inevitable. La sospecha, pronto hecha realidad, de que su padre va a casarse atormenta al Príncipe que sabe, por otra parte, que así que su progenitor contraiga nuevo matrimonio perderá el usufructo de viudedad, institución jurídica navarra a la que don Juan pretende asirse para seguir reinando, como efectivamente lo hace, nombrando al Príncipe lugarteniente. Acepta éste a regañadientes, pero pronto (1442) protesta ante las Cortes reunidas en Olite contra esa usurpación de sus derechos cometida por su padre que se apodera del gobierno. Las segundas nupcias que al año siguiente (1443) contrae con doña Juana Enríquez, hija del Almirante de Castilla, acaban de envenenar la disputa, pues la madrastra lo fue en la peor acepción que corrientemente se da a la palabra. Navarra se divide en dos bandos: beamonteses y agramonteses y la sangre de sus hijos corre a raudales sobre el suelo patrio debilitándolo y preparándole como a fruta madura para el bocado de la ambición castellana.

El Príncipe es derrotado en la batalla de Aibar y hecho prisionero. Puesto finalmente en libertad, la firma del rey don Juan de un tratado con su yerno el conde de Foix, mediante el cuai don Carlos es excluido del trono, enciende otra vez la lucha con nueva derrota del Príncipe que lia de tomar la ruta del destierro. Cuando después de su estancia en tierras de Francia e Italia, desembarca en Barcelona (1460), el amor con que es recibido por los catalanes es tal que, al ser detenido y desarmado delante de su padre en Lérida, Cataluña entera se levanta a favor del Príncipe y el Rey ha de ordenar su libertad (1461) haciendo entonces su segunda entrada realmente triunfal en Barcelona. La corriente de mutuo afecto era tan poderosa entre don Carlos y Cataluña que, como lo dijo expresamente el arzobispo de Tarragona, "Estaban aparejados (los catalanes) a poner sus personas y bienes y toda la patria por la defensa del Príncipe, y por su justicia, honra y estado; visto que el bien y daño eran comunes del principe y de Cataluña". Porque en la prisión de don Carlos los catalanes veían, además del patente contrafuero, el oculto propósito del Rey de terminar con el espíritu de independencia de Cataluña. Los catalanes convirtieron al Príncipe en bandera viva de todas sus reivindicaciones. Y, por un momento, los destinos de vascos y catalanes parecían llamados a ser regidos bajo una égida común en la que se abrazasen los hombres de uno y otro extremo del Pirineo.

Desgraciadamente, el Príncipe vino a morir ese mismo año frustrando tantas hermosas esperanzas. Pero dejando un recuerdo que catalanes y vascos reverenciamos en común y alzamos sobre nuestras cabezas cada ve¿ que, en la lucha por la libertad de nuestros respectivos pueblos, se mancomunan nuestros esfuerzos.

El Universal, Caracas, Abril 2 de 1959.

* Amezaga, profundamente enamorado de la personalidad de Navarra, se acerca asi al Prind-pe ('arlos y su desgracia. Pronuncia una conferencia de gran ésilo en el Paraninfo de la Universidad de Montevideo que transformará luego en un documentado capítulo de su obra El Hombre Vasco.

 

  1. Ramon Maria Aldasoro

  2. Jose Antonio Aguirre

  3. Lope de Aguirre en su Purgatorio

  4. Aramburu

  5. Sabino de Arana el Libertador vasco

  6. Lucio de Aretxabaleta

  7. El Pastor bueno Monseñor Arias

  8. Artetxe y su coche, el castigo de los dioses

  9. Nuestro Don Pio Baroja y Nessi

  10. De Bolivar a Zaldivar

  11. Madariaga Bolivar y los Vascos

  12. De nuestra estirpe  Jose de Cadalso

  13. Arturo Campion y Jayme Bon

  14. Castelao y su Muerte

  15. El Doctor Couture

  16. Dialogos de Actualidad

  17. Dialogos de muertos

  18. El Cano, Juan Sebastian

  19. Francisco de Xabier

  20. Jesus de Galindez

  21. San Ignacio y el Euskera

  22. Irureta Goyena y los vascos perdida sensible

  23. Larranaga, el Eximio Uruguayo

  24. Leizaola Cultura y Responsabilidad

  25. Urrundik versos de Telesforo Monzon

  26. Orixe

  27. Narciso de Oyarzabal

  28. El Principe de Viana

  29. Honrando a Dardo Regulez

  30. Juan Sarrasqueta

  31. Martin de Ugalde

  32. En el Homenaje a la memoria de Don Juan de Uraga

  33. Andres de Urdaneta

  34. Leyendo a Victor Hugo

  35. El Vasco Francisco de Vitoria

  36. Viajeros extranjeros en Vasconia

  37. Juan de Zumarraga

  38. Dos hombres y un pueblo

 

I) INIDICE OBRAS COMPLETAS PUBLICADAS INTERNET

 

I.1 Linea de Vida  y su Obra

I.2 Poesias en Euskera Recopilacion Total

I.3 Conferencias Recopilacion

I,4 Articulos Periodisticos Recopilacion Total

I.5 Lengua Vasca

I.6 Gernika

I.7 Uruguay

I.8 Venezuela

I.9 Reseñas Biograficas

I.10 Traducciones

I.11 Obras Publicadas

I.12 Semana Vasca en Montevideo

I.13 Ciclo de Clases

I.14 Nota Bio-Bibliografica

I,15 Biografia en Euskera

I.16 Sitio en Internet en Euskera

I.17 Nostalgia

I.18 Articulos Periodisticos Indice Cronologico

I.19 Articulos Periodisticos Indice Alfafabetico

II) OBRAS COMPLETAS - Libros Publicados en Internet

 

II.1  El Hombre Vasco

II.2 Hombres de la Compañia  Guipuzcoana

II.3  El Elemento Vasco en el siglo XVIII Venezolano

II.4 Vicente Antonio de Icuza

III) INDICE de TEMAS RELACIONADOS. Libros publicados por sus hijos;

 

III.1 Nere Aita - el exilio vasco - Mirentxu Amezaga 

III.2 Cronicas del Alsina -  Arantzazu Amezaga de Irujo

IV) Sus Hijos Escriben;

 

IV.1 Los tres Barcos que llevaron a Ama y Aita

IV.2 Travesia

V) Sus Hijos Escriben tras su muerte;

 

V.1 A mi Aita

V.2 La cancion de mi Padre

VI) Otros aspectos

 

VI.1 Reunion Familar en su Memoria

VI.2 Exodo

VI.3 Comision del Cuatricentenario de Caracas

VI.4 Inauguracion de la Plaza que lleva su nombre en Algorta

VI.5 Su Pequeño Poema en la Nota Necrologica 4 Febrero 1969

VII) Toda su Obra Publicada convertida en Formato PDF- puede ser leida en dispositivos  e-Book

 

 VII.1 Amézaga Vicente  Autor Irujo Ametzaga Xabier

 VII.2 Articulos de Prensa

 VII.3 Bio Biografica

 VII.4 Biografia en Euskera

 VII.5 Ciclo de Clases

 VII.6 Ciclo de Conferencias

 VII.7 Nostalgia

 VII.8 El Elemento vasco en el Siglo XVIII Venezolano

 VII.9 El Hombre Vasco

 VII.10 Los Hombres de la Compañia Guipuzcoana

 VII.11 Obras Publicadas

 VII.12 Vicente Antonio de Icuza

 VII.13 Poesias

 VII.14 Relacion de Escritos como Autor

 VII.15 Reseñas Biograficas

 VII.16 Semana Vasca Montevideo

 VII.17 Semana Vasca Montevideo Indice de Articulos

 VII.18 Traducciones

.

Dedicatoria y mi homenaje a Mercedes Iribarren Gorostegui - Su esposa y mi ama

 
Sitio en Internet en homenaje a Vicente de Ametzaga Aresti.
http://vicenteamezagaaresti.blogspot.com
Unico sitio en Internet, que lleva su nombre, de referencia completa de su vida y su Obra totalmente publicada en Internet, 
Poesias, Articulos de Prensa, sus Libros, completando asi, y cerrando todo lo que se habia escrito en libros sobre el y su vida
Creacion, Edicion y contacto: Xabier Iñaki Ametzaga Iribarren
e-mail: xabieramezaga@gmail.com
Blog Xabier Amezaga Iribarren: http://xabieramezaga.blogspot.com
Editoriales relacionadas con sus Publicaciones