Make your own free website on Tripod.com

OBRAS - COMPLETAS 


RESEÑAS BIOGRAFICAS

 

"URRUNDIK", VERSOS DE TELESFORO DE MONZÓN* Bergara, 1905 - Bayona, 1981

Recordamos muy bien aquel día gris y lluvioso de invierno de 1940 en que, por primera vez, tuvimos noticia directa de los versos de Telesforo de Monzon-Olaso. Los oímos de los labios de su autor más bien cantados que recitados, parte de ellos en la habitación de nuestro hotel, otros en la terraza de un café, en fin, mientras errábamos ambos, bajo la lluvia intermitente, por las calles y plazas de aquella Marsella bajo cuyos duros mistrales esperábamos ansiosos la ocasión de huir del infierno de Europa.

Y fueron para nosotros una revelación: la de un poeta nuevo que surgía espontáneo, con voz fresca y armoniosa, cantando en el viejo idioma de los vascos nostalgias de paz y hazañas de guerra; de aquella guerra que muchas veces nos había parecido engendrada no más que para hacer enmudecer para siempre la voz de nuestro pueblo.

Lo volvimos a oír luego, ya en Marsella mismo, ya en el Senegal, ya en el barco que nos trajo a tierras de América. Y después de nuestra separación en las mejicanas, nos seguían llegando noticias de que Monzón, cada vez más encariñado con su obra —que era la de su propio descubrimiento—, seguía cantando, produciendo versos sin cesar y cuidándolos y limándonos con el primor propio de su alto espíritu, todo fervor patriótico por dentro e irradiando al exterior aquel gusto exquisito que sabe aristocratizar los temas más humildes, pero que no se compadece jamás con la estridencia del tono ni el adocenamiento en la expresión...

Y he aquí los versos del de Olaso: parte de ellos; los que el autor ha recopilado en un primer libro que bajo el nombre de Urrundik, (Desde lejos) lleva por subtítulo "Bake-Oroi", esto es, "Recuerdos de paz". Recorrámoslos rápidamente, lector.

Comienzan con "Bakartasun", es decir, "Soledad" a la que invoca el poeta para que puesto el espíritu en sosiego libre de odio y tristeza, plantas exóticas en el clima vasco, venga el amor, el mismo que le hizo peregrino, a inspirar sus estrofas que cantarán a Euskal Erria, al amparo de la Virgen de Arantzazu a quien hace la ofrenda de sus poemas que exaltan el sacrificio de los gudaris:

"Gudari orren egintza, bertsoinriak eskeintza Nun arkia! Andra Mari berau bezin lora garbí?".

En "Bakean", "Ludi barrena" y "Azkaíasun naia", cania contra supuestas inclinaciones del espíritu vasco: el apego a la tierra que, sin embargo, no le impide derramarse pródigamente por todo el mundo y su amor a la paz que, a veces, ha de ser sofocado por su fiera pasión por la libertad, porque:

"Naiz bakekoa, ez da euzkal-gogoa belauniko yaioa".

Sigue "Osíoak bidean", linda composición tras la que viene "Artzai gaztearen abestia" (El canto del joven pastor). Como poesía pura por la elegancia de su corte, la gracia de sus imágenes: "Udaberri-neskaíilla, ne-rekin, alzo pipilinpausa billaguar illa...!!!", y aun en el aspecto técnico, por lo bien cuidado de sus versos: "Alboka artuta goizero-yaikitzeke dala Bero, —ñola larrera ardíekin—, hitzaren gain, alai, arin...", reputamos a este poema como uno de los mejores del libro.

Viene después el romance del caballero, el fraile y la pastora; una especie de serranilla impregnada de fina gracia y del sano espíritu de la tierra. Como engendrada en el canto, nos parece aún mejor para cantada que para leída. Quizá influya en este juicio nuestro el haberla conocido por primera vez cantada de los labios del autor. Nos hacemos la ilusión de que por el canto será popularizada y que la aventura de] marquesito de Oñate, allá en los riscos de Arantzazu, será uno de los temas más saboreados en esos "Bertso berriak" que habrá que revivir y dignificar en nuestra futura etapa vasquista. Y señalemos, de paso, que en este aspecto pocos pueden realizar una obra tan simpática y eficaz que la de Monzón.

Y como el espacio apremia, tendremos que hacer una más rápida revista de las composiciones que siguen: "Katalin", sentimental poema en que se narran los amores del pobre maestro de Zegama prendado por la bella Katalin:

"Katalin dantzari mendi-lora garbi... kopetan izerdi, aoan marrubi, illetan gari..."

El filósofo —y excelente compuesto— "Erreka alboko zurgiñola" en el que las aguas del río, "Ta artean... errekako ura-ba dator ta ba diua...", van marcando el ritmo de la vida; "Itzastar, ume bi", fina estampa de la dramática vida de nuestros pescadores; "Baserriko apaiza" en la que el alma se baña en la paz de nuestros campos; "Bertsolariak" en la que sendos representantes de esta y aquella modalidad de nuestra vida exaltan sus preferencias por el mar o la tierra en una clásica pugna de bertsolaris; "Es-kuzko pelotaldia", plástica descripción del deporte nacional vasco con aquel esculpido final:

"Oyu, irríntzi ta txalogaz, doiazte txapelak, egaz! Orman bizkarrak yarriaz mutillak bai izardiaz, bitsa aoan artzen arnas"

"Perratzallearen umea" cuyo sencillo asunto lo constituyen los amores del mozo cantero y la hija del herrador; "Tropikotik", que aparece un poco desplazada en este grupo de composiciones con las que estábamos viviendo en el corazón de Euskal Erria y "Lurrari", en que el poeta canta a la tierra, la casa, la familia y el apellido, las cuatro ramas del árbol vasco.

Vienen luego unas estampas del pueblo natal del poeta: "Bergara" de la que nos ocuparemos especialmente al final de este recorrido; "Astoak berriketan", que comienza humorísticamente para caminar con la nostalgia de las mañanas domingueras de Bergara y "Egizko gertaera bat" en que se recuerda un episodio de la vida bergaresa.

Después tenemos el grupo de "Abizena" en el que realza la significación y el valor de nuestros apellidos mostrando a un abuelito que ya no teme a la muerte porque puede hacer danzar sobre sus rodillas al iiietito que perpetuará su estirpe; "Kondia ta baratzaia", anécdota que refleja el verdadero sentido de la democracia vasca; "Txoria ta belatza", apólogo en que se resume la lucha de Euzkadi con el estado español que pretende ahogar nuestro espíritu. "Batasuna", en que recuerda nuestro gran error histórico —el separatismo intravasco— y exhorta a sacrificarlo todo por la unidad salvadora y "Pizkunde", en que, en torno al episodio del traslado de los huesos de Sabino, predice la resurrección de la patria, terminando el volumen con "Adiskide bi", poema de entre la guerra y la paz, puente entre este volumen y el prometido "Guda-Oroi" (Recuerdos de guerra).

Habíamos dejado aparte deliberadamente al poema "Bergara" y esto por estimarlo, quizás, el más representativo de la personalidad del poeta aunque falten, naturalmente, en él facetas que pueden hallarse en otros de este libro.

En "Bergara", tenemos los temas capitales, los grandes amores que fecundan la musa de Monzón: el del pueblo en que nació y lejos del cual su corazón no halla calor: "Bergara tik urtenda pozik gabe nabil, —iñun ene biotzak artu ezik bero".

El poeta gusta de contemplar a su pueblo en el silencio de la noche y nos da la razón de ello en esta hermosa estrofa:

"Maite degtin andrea, lotan ha da eder antzeko semca pozkarri, seaskan dala ager, antzeko zoriona dakar biotzera, .sorterria, baketsu, lotan ikustea!"

Con legítimo orgullo, recuerda el puesto de honor ocupado un día por Bergara en el campo de la cultura vasca:

"Euskalerri ta nunaitik ere, sendi gorenetako mutil azkarrenak etorri izanak dirá Bergara ra ikasle. ospetsuak izanik ango irakasleak".

Y llega a soñar con que en el Renacimiento vasco Bergara sea un dia nuestra Atenas:

"Amets auxe ¡zana det: Bergara izan kabi...!

En Bergara se asestó con el abrazo de Espartero y Maroto aquella alevosa puñalada a la libertad vasca, uno de los más grandes ideales por los que late el corazón de nuestro poeta:

"Salduak izan dirá besarkada artzean Yainkoaren Semea Euskal Azkatasun!"

Pero hay otra cosa que pesa tanto sobre el corazón de nuestro cantor como la pérdida de la libertad y es la del euskera que, abandonado ya de antiguo por los mejores ingenios del país, se nos va de entre las manos como la nieve que se derrite al sol o como el agua que corre por la pendiente:

"Euskera degu, urtutzen ari zaigun elur goitik-bera datorren erreka baten ur..."

Este es el peligro más grave y el que más rápidamente ha de ser conjurado si queremos vivir como nación:

"Bestela alperrik degu dendar, irrintzi ta abertzaletasunez gezurretan yantzi Euskera aupatutzeko ez ba gera gauza, gure euskotasun guzti... degu gezur utsa..."

Si así es, si con todo nuestro cacareado vasquismo no servimos para levantar al euskera a su debido puesto, todo ese vasquismo es postizo y nuestras prédicas patrióticas... música celestial.

Tenemos, pues, en el poema "Bergara" los tres grandes amores de Monzón: Euzkadi, Euskera y Bergara. Sus versos son de la hermosa factura que podemos apreciar en otras composiciones no destinadas al canto como "Ka-talin", "Itxastar ume bi", "Adiskide bi", etc.

El lenguaje en Monzón es siempre puro, pleno de savia popular, con el mínimo empleo de erderismos ni neologismos, libre de esfuerzo y de rebuscamiento. Elegante y conciso, hay alguna que otra vez que extrema esta característica —supresiones del auxiliar verbal, etc.,— pero no recordamos ningún caso en que ello apareje oscuridad; ha sabido aprovechar en su justa medida las grandes lecciones de Lizardi y Orixe, que creemos sean los maestros a quienes más debe; nos referimos al lenguaje y a la técnica del verso, pues por lo que respecta a los temas y enfoques de sus producciones, su espontaneidad y originalidad son absolutas. Esto se ve sobre todo en lo anecdótico para lo que está dotado: sus poemas de esta clase son primorosos cuadros que vivirán lo que el idioma.

En resumen, un gran poeta vasco que surge... "hereda nascentem órnate poetam"; una sólida esperanza para el porvenir del euskera que por ingenios así ha de vivir y un hermoso libro cuyo intrínseco valor realzan las preciosas ilustraciones de Aranoa y cuyo contenido ponen al alcance de los vascos erdeldunes y del público latino-americano las interpretaciones de Iñurrategui.

Se lo recordamos, con especial empeño, a todos nuestros compatriotas del Uruguay.

Euzko Deya, Buenos Aires, Enero 10 de 1946.

* Amezaga era entrañable amigo de Telesforo Monzón (Bergara, 1905-Bayona, 1981), con quien compartió largo viaje en til Alsina desde Marsella a Veracruz en 1941. Aquí hace un estudio de su libro Urrundik, publicado en México, en los comienzos de su Exilio, 1945, y que contiene además de unas preciosas i lu si ración es de Juan de Aranoa, la. versión castellana de sus versos por Germán de Iñurrategui.

 

  1. Ramon Maria Aldasoro

  2. Jose Antonio Aguirre

  3. Lope de Aguirre en su Purgatorio

  4. Aramburu

  5. Sabino de Arana el Libertador vasco

  6. Lucio de Aretxabaleta

  7. El Pastor bueno Monseñor Arias

  8. Artetxe y su coche, el castigo de los dioses

  9. Nuestro Don Pio Baroja y Nessi

  10. De Bolivar a Zaldivar

  11. Madariaga Bolivar y los Vascos

  12. De nuestra estirpe  Jose de Cadalso

  13. Arturo Campion y Jayme Bon

  14. Castelao y su Muerte

  15. El Doctor Couture

  16. Dialogos de Actualidad

  17. Dialogos de muertos

  18. El Cano, Juan Sebastian

  19. Francisco de Xabier

  20. Jesus de Galindez

  21. San Ignacio y el Euskera

  22. Irureta Goyena y los vascos perdida sensible

  23. Larranaga, el Eximio Uruguayo

  24. Leizaola Cultura y Responsabilidad

  25. Urrundik versos de Telesforo Monzon

  26. Orixe

  27. Narciso de Oyarzabal

  28. El Principe de Viana

  29. Honrando a Dardo Regulez

  30. Juan Sarrasqueta

  31. Martin de Ugalde

  32. En el Homenaje a la memoria de Don Juan de Uraga

  33. Andres de Urdaneta

  34. Leyendo a Victor Hugo

  35. El Vasco Francisco de Vitoria

  36. Viajeros extranjeros en Vasconia

  37. Juan de Zumarraga

  38. Dos hombres y un pueblo

 

I) INIDICE OBRAS COMPLETAS PUBLICADAS INTERNET

 

I.1 Linea de Vida  y su Obra

I.2 Poesias en Euskera Recopilacion Total

I.3 Conferencias Recopilacion

I,4 Articulos Periodisticos Recopilacion Total

I.5 Lengua Vasca

I.6 Gernika

I.7 Uruguay

I.8 Venezuela

I.9 Reseñas Biograficas

I.10 Traducciones

I.11 Obras Publicadas

I.12 Semana Vasca en Montevideo

I.13 Ciclo de Clases

I.14 Nota Bio-Bibliografica

I,15 Biografia en Euskera

I.16 Sitio en Internet en Euskera

I.17 Nostalgia

I.18 Articulos Periodisticos Indice Cronologico

I.19 Articulos Periodisticos Indice Alfafabetico

II) OBRAS COMPLETAS - Libros Publicados en Internet

 

II.1  El Hombre Vasco

II.2 Hombres de la Compañia  Guipuzcoana

II.3  El Elemento Vasco en el siglo XVIII Venezolano

II.4 Vicente Antonio de Icuza

III) INDICE de TEMAS RELACIONADOS. Libros publicados por sus hijos;

 

III.1 Nere Aita - el exilio vasco - Mirentxu Amezaga 

III.2 Cronicas del Alsina -  Arantzazu Amezaga de Irujo

IV) Sus Hijos Escriben;

 

IV.1 Los tres Barcos que llevaron a Ama y Aita

IV.2 Travesia

V) Sus Hijos Escriben tras su muerte;

 

V.1 A mi Aita

V.2 La cancion de mi Padre

VI) Otros aspectos

 

VI.1 Reunion Familar en su Memoria

VI.2 Exodo

VI.3 Comision del Cuatricentenario de Caracas

VI.4 Inauguracion de la Plaza que lleva su nombre en Algorta

VI.5 Su Pequeño Poema en la Nota Necrologica 4 Febrero 1969

VII) Toda su Obra Publicada convertida en Formato PDF- puede ser leida en dispositivos  e-Book

 

 VII.1 Amézaga Vicente  Autor Irujo Ametzaga Xabier

 VII.2 Articulos de Prensa

 VII.3 Bio Biografica

 VII.4 Biografia en Euskera

 VII.5 Ciclo de Clases

 VII.6 Ciclo de Conferencias

 VII.7 Nostalgia

 VII.8 El Elemento vasco en el Siglo XVIII Venezolano

 VII.9 El Hombre Vasco

 VII.10 Los Hombres de la Compañia Guipuzcoana

 VII.11 Obras Publicadas

 VII.12 Vicente Antonio de Icuza

 VII.13 Poesias

 VII.14 Relacion de Escritos como Autor

 VII.15 Reseñas Biograficas

 VII.16 Semana Vasca Montevideo

 VII.17 Semana Vasca Montevideo Indice de Articulos

 VII.18 Traducciones

.

Dedicatoria y mi homenaje a Mercedes Iribarren Gorostegui - Su esposa y mi ama

 
Sitio en Internet en homenaje a Vicente de Ametzaga Aresti.
http://vicenteamezagaaresti.blogspot.com
Unico sitio en Internet, que lleva su nombre, de referencia completa de su vida y su Obra totalmente publicada en Internet, 
Poesias, Articulos de Prensa, sus Libros, completando asi, y cerrando todo lo que se habia escrito en libros sobre el y su vida
Creacion, Edicion y contacto: Xabier Iñaki Ametzaga Iribarren
e-mail: xabieramezaga@gmail.com
Blog Xabier Amezaga Iribarren: http://xabieramezaga.blogspot.com
Editoriales relacionadas con sus Publicaciones