Make your own free website on Tripod.com

OBRAS - COMPLETAS 


RESEÑAS BIOGRAFICAS

 

LEIZAOLA: CULTURA V RESPONSABILIDAD*

San Sebastián-Donoslia, 1826-1988

Están ya un poco lejanos aquellos días en que dos jóvenes patriotas vascos, a raíz de haberse lanzado a las calles de Gernika con un cartel en que se leía "Queremos la Universidad vasca", fueron detenidos e inmediatamente conducidos, esposados como criminales, y a pie, entre parejas de la guardia civil, que oportunamente se iban relevando, desde la villa santa, donde se estaba celebrando uno de aquellos memorables Congresos de Estudios Vascos, hasta la de Bilbao. La clásica incomprensión española — que en el espíritu de la Inquisición de ningún modo fue ni es allí monopolio de los poderes eclesiásticos— daba una vez más brutal respuesta a una demanda que sólo simpatía o, en el peor de los casos, comprensión podía despertar en cualquier país civilizado.

Pero, si en la demanda nada de reprobable había, menos excusa podía aún encontrarse para tal trato en las personas de los jóvenes, ambos de moral inmaculada y de dotes intelectuales poco comunes. Para referirnos sólo al que hoy nos ocupa, diremos se trataba de un joven que licenciado en Derecho a los 19 años había ya adelantado brillantísimas pruebas de su valía en varias oposiciones en las que invariablemente hubo de obtener los primeros puestos, ya en la Diputación de Guipúzcoa, ya en el Ayuntamiento bilbaíno, ya en las primeras oposiciones celebradas en Madrid para la constitución del Cuerpo de Secretarios de Administración Local, donde obtuvo el número uno de la promoción de la primera categoría. Y, continuando con su brillante carrera, tras haber sido elegido Diputado a las Cortes Constituyentes en 193O y reelegido más tarde en las de 1933, llegó el momento en que, desempeñando la cartera de Justicia y Cultura del Gobierno de Euz-kadi, constituido en 1936 bajo la presidencia de José Antonio de Aguirre (G.B.) en Gernika, se halló en condiciones de tomar la única cumplida venganza de aquel agravio que en Gernika le fue inferido creando, en pleno fragor de nuesta guerra, la Universidad vasca. En nada disminuye los méritos de esta creación la fugacidad que las circunstancias impusieron a la obra. Ella, lo mismo que tantas otras realizadas en aquellos azarosos días —la puesta en marcha de docenas de escuelas puramente euskéricas, la edición de los textos a ellas adecuados, la guarda y conservación de nuestros tesoros artísticos, tantas otras cosas que en el plano meramente cultural entonces se hicieron— apenas si, desgraciadamente, alcanzaron a dar fruto, por el rumbo que las circunstancias bélicas tomaron, pero no hay duda de que, en su gestión, el Consejero hizo cuanto humanamente entonces podía hacerse y esto es lo que cuenta.

En ese ministerio, a lo largo de toda la guerra, en Euzkadí y en el exilio, tuvimos ocasión de conocer de cerca al hombre l.eizaola a quien hasta entonces sólo habíamos ahondado en la faceta intelectual. Sabíamos del hombre que, especializado en temas económicos y sociales, era, al mismo tiempo, un estupendo conocedor de la literatura euskérica y un incansable escudriñador de los rincones de nuestra historia.

Conocíamos su profunda preocupación por la revalorización de nuestra cultura y la exaltación de todos los aspectos universales de nuestra vida pasada y presente; su pasión por la jerarquización de nuestro idioma hasta elevarlo como instrumento de cultura a las altísimas cimas donde aletea el espíritu en sus más puras vibraciones y las ideas se revisten de ese ropaje sutil en cuyo tejer hallan sus delicias las mentes superiores; sabíamos, y entonces lo supimos mejor, del hombre cuya prodigiosa memoria le permitía, en cualquier oportunidad, describirnos bien la regia estampa de doña Toda de Navarra con todos los avalares y episodios de su larga y fecunda existencia, o la del gran conductor guipuzcoano Domenjon de Andia, otra de sus grandes admiraciones, para —entre bombardeo y bombardeo— realizar de pronto una nueva evasión a través de los tiempos y contarnos como allá, por las tierras natales de los ascendientes de Bolívar, hubo de crearse la Colegiata de enarruza con estos y aquellos detalles —siempre nombres y fechas al canto— del papel que en vuestra vida religiosa, cultural y social esa institución realizó. En cualquier otro momento propicio surgiría de pronto una disertación sobre las vías romanas en nuestro suelo, las influencias culturales de los monasterios navarros o los azares de la lucha en nuestra frontera de moros, para desde allí, en estupendo salto cronológico, situarnos espiritualmente en su Donostía natal y recordarla por los días de Vi-linch, el delicado poeta, en la declamación de algunas de cuyas estrofas euskéricas encontraba evidente delectación. Conocíamos y tuvimos ocasión de conocer mejor esta faceta tan típica de su personalidad que, por lo demás, a través de sus libros fácilmente se descubre, pero hubimos de aprender también otras lecciones aún más altas, puesto que con los hechos y no con las palabras nos fueron dadas; conocimos al hombre de la responsabilidad, el que nunca supo rehuirla en tantos difíciles y amargos momentos como la gestión de la cartera de Justicia hubo de procurarle en los tremendos días del Bilbao bloqueado, donde entre el resonar de las armas había que luchar no menos contra la silenciosa obra de la traición; donde pese a todo había que atender, porque así lo reclamaba nuestro buen nombre, a la humanización de la guerra; donde, cuando agotada la capacidad de resistencia, hubo de ordenarse la evacuación, para que ésta se realizara con el decoro que a través de la lucha siempre había sido mantenido, quedó al frente de los que asumieron tan sacrificado servicio, sencillo e impasible como siempre, el Consejero Leizaola quien de milagro se salvó de caer en las manos del enemigo que ya franqueaba las puertas de Bilbao. Y conocimos ese su profundo sentido de responsabilidad en el destierro de Francia, ya como encargado que fue de preparar la emigración a América de los exilados vascos, ya en sus afanes para rescatar los niños evacuados a Rusia, ya en la atención a los de las colonias de Inglaterra y otras partes, ya en su decisión de quedarse en Francia, corriendo con todos los riesgos de la ocupación alemana.

En los años que han pasado después, siempre al lado de nuestro llorado primer Lendakari José Antonio, y en constante toma de pulso de las corrientes de pensamiento y acción dentro de Euzkadi, de una parte, y de los problemas europeos, de la otra, sus naturales talentos y temple moral no han podido sino acendrarse. Por eso saludamos con íntima satisfacción su elevación a la presidencia del Gobierno vasco; por eso lo recibimos con el máximo afecto y esperanza en su próxima visita aquí. Porque, en su dignidad de Lendakari, esperamos mucho de su mente esclarecida; porque lo esperamos todo de su insobornable sentido de responsabilidad.

Euzko Gastedi, Caracas, Diciembre 12 de 1960.

 

 

  1. Ramon Maria Aldasoro

  2. Jose Antonio Aguirre

  3. Lope de Aguirre en su Purgatorio

  4. Aramburu

  5. Sabino de Arana el Libertador vasco

  6. Lucio de Aretxabaleta

  7. El Pastor bueno Monseñor Arias

  8. Artetxe y su coche, el castigo de los dioses

  9. Nuestro Don Pio Baroja y Nessi

  10. De Bolivar a Zaldivar

  11. Madariaga Bolivar y los Vascos

  12. De nuestra estirpe  Jose de Cadalso

  13. Arturo Campion y Jayme Bon

  14. Castelao y su Muerte

  15. El Doctor Couture

  16. Dialogos de Actualidad

  17. Dialogos de muertos

  18. El Cano, Juan Sebastian

  19. Francisco de Xabier

  20. Jesus de Galindez

  21. San Ignacio y el Euskera

  22. Irureta Goyena y los vascos perdida sensible

  23. Larranaga, el Eximio Uruguayo

  24. Leizaola Cultura y Responsabilidad

  25. Urrundik versos de Telesforo Monzon

  26. Orixe

  27. Narciso de Oyarzabal

  28. El Principe de Viana

  29. Honrando a Dardo Regulez

  30. Juan Sarrasqueta

  31. Martin de Ugalde

  32. En el Homenaje a la memoria de Don Juan de Uraga

  33. Andres de Urdaneta

  34. Leyendo a Victor Hugo

  35. El Vasco Francisco de Vitoria

  36. Viajeros extranjeros en Vasconia

  37. Juan de Zumarraga

  38. Dos hombres y un pueblo

 

I) INIDICE OBRAS COMPLETAS PUBLICADAS INTERNET

 

I.1 Linea de Vida  y su Obra

I.2 Poesias en Euskera Recopilacion Total

I.3 Conferencias Recopilacion

I,4 Articulos Periodisticos Recopilacion Total

I.5 Lengua Vasca

I.6 Gernika

I.7 Uruguay

I.8 Venezuela

I.9 Reseñas Biograficas

I.10 Traducciones

I.11 Obras Publicadas

I.12 Semana Vasca en Montevideo

I.13 Ciclo de Clases

I.14 Nota Bio-Bibliografica

I,15 Biografia en Euskera

I.16 Sitio en Internet en Euskera

I.17 Nostalgia

I.18 Articulos Periodisticos Indice Cronologico

I.19 Articulos Periodisticos Indice Alfafabetico

II) OBRAS COMPLETAS - Libros Publicados en Internet

 

II.1  El Hombre Vasco

II.2 Hombres de la Compañia  Guipuzcoana

II.3  El Elemento Vasco en el siglo XVIII Venezolano

II.4 Vicente Antonio de Icuza

III) INDICE de TEMAS RELACIONADOS. Libros publicados por sus hijos;

 

III.1 Nere Aita - el exilio vasco - Mirentxu Amezaga 

III.2 Cronicas del Alsina -  Arantzazu Amezaga de Irujo

IV) Sus Hijos Escriben;

 

IV.1 Los tres Barcos que llevaron a Ama y Aita

IV.2 Travesia

V) Sus Hijos Escriben tras su muerte;

 

V.1 A mi Aita

V.2 La cancion de mi Padre

VI) Otros aspectos

 

VI.1 Reunion Familar en su Memoria

VI.2 Exodo

VI.3 Comision del Cuatricentenario de Caracas

VI.4 Inauguracion de la Plaza que lleva su nombre en Algorta

VI.5 Su Pequeño Poema en la Nota Necrologica 4 Febrero 1969

VII) Toda su Obra Publicada convertida en Formato PDF- puede ser leida en dispositivos  e-Book

 

 VII.1 Amézaga Vicente  Autor Irujo Ametzaga Xabier

 VII.2 Articulos de Prensa

 VII.3 Bio Biografica

 VII.4 Biografia en Euskera

 VII.5 Ciclo de Clases

 VII.6 Ciclo de Conferencias

 VII.7 Nostalgia

 VII.8 El Elemento vasco en el Siglo XVIII Venezolano

 VII.9 El Hombre Vasco

 VII.10 Los Hombres de la Compañia Guipuzcoana

 VII.11 Obras Publicadas

 VII.12 Vicente Antonio de Icuza

 VII.13 Poesias

 VII.14 Relacion de Escritos como Autor

 VII.15 Reseñas Biograficas

 VII.16 Semana Vasca Montevideo

 VII.17 Semana Vasca Montevideo Indice de Articulos

 VII.18 Traducciones

.

Dedicatoria y mi homenaje a Mercedes Iribarren Gorostegui - Su esposa y mi ama

 
Sitio en Internet en homenaje a Vicente de Ametzaga Aresti.
http://vicenteamezagaaresti.blogspot.com
Unico sitio en Internet, que lleva su nombre, de referencia completa de su vida y su Obra totalmente publicada en Internet, 
Poesias, Articulos de Prensa, sus Libros, completando asi, y cerrando todo lo que se habia escrito en libros sobre el y su vida
Creacion, Edicion y contacto: Xabier Iñaki Ametzaga Iribarren
e-mail: xabieramezaga@gmail.com
Blog Xabier Amezaga Iribarren: http://xabieramezaga.blogspot.com
Editoriales relacionadas con sus Publicaciones