Make your own free website on Tripod.com

OBRAS - COMPLETAS 


RESEÑAS BIOGRAFICAS

 

DIALOGO DE ACTUALIDAD*

URTZIZALE.- Sí, mis dilectos amigos, el cristianismo es en nuestra raza solamente algo injertado, superpuesto, postizo; en el fondo, los vascos seguimos siendo paganos hasta los tuétanos.

YAINKOZALE.' ¡Pagano el pueblo de los misioneros, el de san Ignacio y san Francisco, el de Berrio-Otzoa y Garikoits!...

URTZIZALE.- Ya sé que somos fértiles en misioneros como lo hemos sido en aventureros y navegantes, son tres categorías que proceden de la misma raíz centrífuga de nuestra raza. Pero, no es por ahí por donde puede juzgarse nuestra religiosidad: mirad, más bien a la entraña de nuestro pueblo: esa sensualidad que desborda en una de las cocinas más sabrosas y exquisitas del mundo —digan los franceses lo que quieran—; esa sed inagotable de lo blanco y de lo tinto; ese bien nutrido repertorio de canciones báquicas que están siempre buscando un pretexto para brotar de nuestros labios y esa afición irrefrenable a la cabriola que hasta ha servido para definirnos como pueblo, creo yo que no cuadran a gentes tan preocupadas como debieran por las penas del infierno.

YAINKOZALE.- A esto podríamos oponer nuestra escrupulosidad en el cumplimiento de los ritos funerarios.

URTZIZALE.- De raíz eminentemente pagana, mi docto amigo...

YAINKOZALE.- ¿Y de cuál procedían nuestros herejes? Aquellos "iluminados" de Durango que mirándose el ombligo llegaban a contemplar la Santísima Trinidad, aquel Duvergier de Hauranne, lumbrera del triste jansenismo y hasta Miguel de Unamuno, el del sentimiento trágico de la vida, ¿no eran acaso bien vascos y amasados con levadura auténticamente cristiana?

URTZIZALE.- ¡Bah, bah! Excepciones mi docto amigo, todo lo notables que queráis, pero excepciones tan sólo. Usted sabe bien que en esa su tristeza pseudo cristiana, Unamuno era un vasco tan descastado como lo fue desgraciadamente en otras facetas.

'  tn lengua vasca, Urtzizale: F-l mitologisla; Yainkozale; Teocrático.

YAINKOZALE.- Según eso nuestro adornado y pomposo Malón de Txaide y quizás el elegante Diego de Estella le parecerán a usted paganos disfrazados.

URTZIZALE.- No tanto y no apuremos, le ruego, las citas de individualidades, por otra parte, tan fuertemente extranjerizadas. Cuando hablamos de nuestro pueblo hemos de acudir, si queremos ser lógicos, a la parte más grande y más típica de él.

YAINKOZALE.- Como, por ejemplo, a aquel fruto espontáneo de las brujas. Aquellas "sorgiñak" que tanto quehacer dieron al Consejero de L'Ancre al otro lado del Bidasoa y a la Inquisición de Logroño en éste.

En el fondo ellas no eran otra cosa que las intérpretes del culto a la naturaleza tan arraigado en nuestra raza que no ha podido en veinte siglos de cristianismo desprenderse de él. Sigue habiendo, usted lo sabe, "basa-jaunes" solitarios en el fondo de nuestros bosques más espesos, y, en los arroyos de nuestras montañas, las "lamiñak" siguen peinando con sus peines de oro y no hay concilio que hasta la fecha haya hecho desistir a la dama de Amboto de sus acostumbrados viajes. Y las brujas abundan entre nuestras mujeres. Usted, amigo mío, bien lo sabe.

YAINKOZALE.- ¿Acaso en todo esto hay otra cosa que desviaciones o degeneraciones del arraigado sentimiento religioso popular?

GIZARTEKO.- ¿Me permiten más, amigos? Para mí, nuestro pueblo milenariamente pagano aceptó y asimiló el cristianismo con una sinceridad de que no es posible dudar. ¿Qué quedaron restos de los antiguos ritos? Bien; valga para los pueblos como para los hombres la flamante teoría freudiana de los inconscientes. ¿Que nos propasamos un tanto en eso de los placeres de la mesa? Verdad. Pero no hay por ello por qué rasgarse los vestidos. No se los rasgó el Divino Maestro, que asitía a las bodas y banquetes de los hombres. Creo que con sus palabras y conducta condenaba estas cosas mucho menos que los ayunos de los fariseos...

YAINKOZALE.- Cuidado, amigo Gizarteko, cuidado...

GIZARTEKO.- No lo pase por mí, amigo Yainkozale; me alimento de Evangelio tanto como de pan; no he visto nunca la incompatibilidad entre esos dos alimentos, como nunca lo vio nuestro buen pueblo. Uno de los preceptos de nuestro santo máximo fue el de que los Padres de la Companía comiesen bien. No creía, como buen vasco, en la eficacia de los religiosos anémicos. Hemos sabido siempre conciliar el disfrute de los bienes naturales con el de los celestiales y ése ha sido nuestro gran acierto. Nuestra fe robusta nos ha permitido ser naturalmente tolerantes porque era fe apoyada cada día en la moralidad de unas costumbres que ella misma engendró. No necesitábamos acudir a la quema de herejes como espectáculo que nos distrajera del de nuestra relajación y llegamos a deslindar como nadie los límites de las cosas de Dios y las del César. Los apoderados que una vez en Gernika habían ordenado que se arrancase la tierra que el obispo de Calahorra, contraviniendo lo dispuesto, había pisado en el recinto de la casa de Juntas, que se quemara esa tierra y se aventaran sus cenizas, eran los mismos que habían comenzado la reunión oyendo reverentemente la misa y proclamando el dogma de la Inmaculada Concepción. Y una de las cosas más consoladoras en nuestra actual tragedia es la perfecta comunidad de pensamiento y sufrimiento de la inmensa mayoría de pueblo y clero. Esa es para mí nuestra raza: enamorada de la naturaleza, inquebrantablemente fiel a su fe; pagana en lo antiguo, amigo Urtzizale; cristiana ahora, dilecto Yainkozale; humana siempre, hermosamente humana.

Euzko Deya, Buenos Aires, Julio 30 de 1944.

 

 

  1. Ramon Maria Aldasoro

  2. Jose Antonio Aguirre

  3. Lope de Aguirre en su Purgatorio

  4. Aramburu

  5. Sabino de Arana el Libertador vasco

  6. Lucio de Aretxabaleta

  7. El Pastor bueno Monseñor Arias

  8. Artetxe y su coche, el castigo de los dioses

  9. Nuestro Don Pio Baroja y Nessi

  10. De Bolivar a Zaldivar

  11. Madariaga Bolivar y los Vascos

  12. De nuestra estirpe  Jose de Cadalso

  13. Arturo Campion y Jayme Bon

  14. Castelao y su Muerte

  15. El Doctor Couture

  16. Dialogos de Actualidad

  17. Dialogos de muertos

  18. El Cano, Juan Sebastian

  19. Francisco de Xabier

  20. Jesus de Galindez

  21. San Ignacio y el Euskera

  22. Irureta Goyena y los vascos perdida sensible

  23. Larranaga, el Eximio Uruguayo

  24. Leizaola Cultura y Responsabilidad

  25. Urrundik versos de Telesforo Monzon

  26. Orixe

  27. Narciso de Oyarzabal

  28. El Principe de Viana

  29. Honrando a Dardo Regulez

  30. Juan Sarrasqueta

  31. Martin de Ugalde

  32. En el Homenaje a la memoria de Don Juan de Uraga

  33. Andres de Urdaneta

  34. Leyendo a Victor Hugo

  35. El Vasco Francisco de Vitoria

  36. Viajeros extranjeros en Vasconia

  37. Juan de Zumarraga

  38. Dos hombres y un pueblo

 

I) INIDICE OBRAS COMPLETAS PUBLICADAS INTERNET

 

I.1 Linea de Vida  y su Obra

I.2 Poesias en Euskera Recopilacion Total

I.3 Conferencias Recopilacion

I,4 Articulos Periodisticos Recopilacion Total

I.5 Lengua Vasca

I.6 Gernika

I.7 Uruguay

I.8 Venezuela

I.9 Reseñas Biograficas

I.10 Traducciones

I.11 Obras Publicadas

I.12 Semana Vasca en Montevideo

I.13 Ciclo de Clases

I.14 Nota Bio-Bibliografica

I,15 Biografia en Euskera

I.16 Sitio en Internet en Euskera

I.17 Nostalgia

I.18 Articulos Periodisticos Indice Cronologico

I.19 Articulos Periodisticos Indice Alfafabetico

II) OBRAS COMPLETAS - Libros Publicados en Internet

 

II.1  El Hombre Vasco

II.2 Hombres de la Compañia  Guipuzcoana

II.3  El Elemento Vasco en el siglo XVIII Venezolano

II.4 Vicente Antonio de Icuza

III) INDICE de TEMAS RELACIONADOS. Libros publicados por sus hijos;

 

III.1 Nere Aita - el exilio vasco - Mirentxu Amezaga 

III.2 Cronicas del Alsina -  Arantzazu Amezaga de Irujo

IV) Sus Hijos Escriben;

 

IV.1 Los tres Barcos que llevaron a Ama y Aita

IV.2 Travesia

V) Sus Hijos Escriben tras su muerte;

 

V.1 A mi Aita

V.2 La cancion de mi Padre

VI) Otros aspectos

 

VI.1 Reunion Familar en su Memoria

VI.2 Exodo

VI.3 Comision del Cuatricentenario de Caracas

VI.4 Inauguracion de la Plaza que lleva su nombre en Algorta

VI.5 Su Pequeño Poema en la Nota Necrologica 4 Febrero 1969

VII) Toda su Obra Publicada convertida en Formato PDF- puede ser leida en dispositivos  e-Book

 

 VII.1 Amézaga Vicente  Autor Irujo Ametzaga Xabier

 VII.2 Articulos de Prensa

 VII.3 Bio Biografica

 VII.4 Biografia en Euskera

 VII.5 Ciclo de Clases

 VII.6 Ciclo de Conferencias

 VII.7 Nostalgia

 VII.8 El Elemento vasco en el Siglo XVIII Venezolano

 VII.9 El Hombre Vasco

 VII.10 Los Hombres de la Compañia Guipuzcoana

 VII.11 Obras Publicadas

 VII.12 Vicente Antonio de Icuza

 VII.13 Poesias

 VII.14 Relacion de Escritos como Autor

 VII.15 Reseñas Biograficas

 VII.16 Semana Vasca Montevideo

 VII.17 Semana Vasca Montevideo Indice de Articulos

 VII.18 Traducciones

.

Dedicatoria y mi homenaje a Mercedes Iribarren Gorostegui - Su esposa y mi ama

 
Sitio en Internet en homenaje a Vicente de Ametzaga Aresti.
http://vicenteamezagaaresti.blogspot.com
Unico sitio en Internet, que lleva su nombre, de referencia completa de su vida y su Obra totalmente publicada en Internet, 
Poesias, Articulos de Prensa, sus Libros, completando asi, y cerrando todo lo que se habia escrito en libros sobre el y su vida
Creacion, Edicion y contacto: Xabier Iñaki Ametzaga Iribarren
e-mail: xabieramezaga@gmail.com
Blog Xabier Amezaga Iribarren: http://xabieramezaga.blogspot.com
Editoriales relacionadas con sus Publicaciones