Make your own free website on Tripod.com

OBRAS - COMPLETAS 


RESEÑAS BIOGRAFICAS

 

EL DOCTOR COUTURE EN LA ACADEMIA DE LETRAS DEL URUGUAY

Para los que arrancados de la paz de nuestros hogares por el vendaval de la injusticia, caminamos por el mundo a un forzado ritmo espiritual, la recepción del doctor Eduardo Couture en la Academia Nacional de Letras, uno de los actos de más alta jerarquía intelectual que estos años hemos podido presenciar, ha sido como una restitución momentánea a los tiempos perdidos y de los cuales ya hasta el sabor habíamos olvidado; baño de serenidad en los manantiales más puros del espíritu, que obró en nosotros como un bálsamo de mágica virtud. Con estas pobres líneas —única moneda que podemos ofrecer—, queremos pagar, en algún modo, ei verdadero regalo espiritual que recibimos.

La jerarquía del acto la determinaron sus tres actores principales que en bello y armónico juego pusieron cada uno lo mejor de sí mismo en el cuadro y límite de sus propias funciones..

Porque el Presidente señor Raúl Montero Bustamante fue, ante todo y por todo eso, el Presidente: la figura señorial decorada y embellecida por los años "Fortúnate senex...", que con sus palabras de apertura dio el tono adecuado al acto, un tono del que desde ya se comprendía que éste no podía salir. Palabra reposada, palabra segura, intérprete siempre fiel del concepto y plegándose a éste con la gracia y la severidad de una túnica clásica. "¿De dónde diablos ha sacado usted ese lenguaje?", preguntaban a Ma-caulay unos amigos por los tiempos en que el eximio hombre de letras británico comenzó a asombrar a su país y pronto al mundo, con la seducción de su prosa incomparable. De donde lo sacó ya lo sabemos, y, del mismo modo cuando escuchábamos al autor de La Ciudad de ¡os Libros, una de las plumas mejor cortadas del Uruguay contemporáneo, sentíamos bien de dónde nos venía aquel fluir sabio y reposado de sus conceptos que resonaban en el Salón de Actos con ecos de pórtico helénico.

Tocóle el turno a continuación al presentante doctor Dardo Regules. El "orador por antonomasia" le había llamado el Presidente y así es, en efecto, ya que en Regules la definición clásica se cumple por maravillosa manera. Por que sus conceptos claros, precisos, agudos; porque sus enumeraciones con las que, sabio arquitecto del discurso, va colocando a cada parte de éste en su propio lugar y proporción debida, para mayor solidez y gracia del conjunto; porque sus síntesis deslumbrantes, verdaderas luces focales con las que de un golpe nos hace ver la totalidad del edificio levantado por su mente y su palabra, el "dicendi peritus", en una palabra, no valdría demasiado si no llevase la firma, la rúbrica y el sello autenticador y valorizante del "vir bonus" que es, ante todo y por encima de todo, este gran señor de la palabra, "Integer vitae scelerisque purus".

Y liego la vez del recipiendario que ya, en sus primeras palabras, el recoger el temblor de emoción puesto por Regules en sus conceptos de bienvenida hizo vibrar los pechos de todos los circunstantes en su mismo tono emocional. Y luego, con palabras aladas, fue desgranando una de las hermosas piezas oratorias que en esos años hayamos tenido ocasión de escuchar. Los párrafos sucedían a los párrafos preñados de enjundia y vestidos de claridad y de hermosura como diamantes purísimos tallados por un magistral artífice. Tras cada párrafo el orador se replegaba unos segundos en las entrañas mismas de su mente de las que enseguida volvían a salir las palabras raudas y armoniosas como una bandada de palomas mensajeras.

El doctor Couture, que sucedía en su sillón al extinto maestro Irureta Goyena, comenzó con ejemplar modestia diciendo que al artista sucedía el artesano. Y nosotros pensamos en seguida que si se ha dicho con verdad que el obrero del oficio más humilde se convierte en un verdadero artista cuando pone en cada momento de su trabajo todo su afán de superación, el nuevo académico, consagrado con la fuerza de una vocación irreprimible a una disciplina de la que el representante había confesado que, contra su antigua opinión, no era algo meramente adjetivo sino pleno de sustantividad; formalmente una técnica, pero fundamentalmente una filosofía, una moral y una política; un hombre así con una mente poderosa, capaz de adivinaciones fundamentales, un espíritu así hábil para razonar tan bellamente sobre lo justo y tan justamente sobre lo bello, había de ser necesariamente un artista y un maestro digno sucesor de aquél cuyo hueco venía a llenar. Las armas de Aquiles serían llevadas dignamente por este otro gran campeón de la causa del Derecho.

En su acabada semblanza de Irureta Goyena puso el doctor Couture todo el afecto y el respeto de un discípulo y todo el arte de un maestro del saber y el exponer. Y nosotros asistíamos con emoción apenas contenida a este acto académico de suprema jerarquía que era glorificación de un uruguayo hijo de nuestra raza por otro de cuyas venas corre también la sangre de nuestra estirpe. Y en aquel ambiente de alteza intelectual y de serenidad insuperable, en aquel caminar, a impulsos de la palabra del nuevo académico, por las cumbres mismas de lo Bello y de lo Justo donde los aires son puros y bañan todo nuestro ser y lo impregnan de nobles anhelos de perfección en el Bien, en la Verdad y en la Belleza, nos sentíamos por momentos sacudidos por dos dulces emociones: la del vasco, legítimamente orgulloso de que de nuestra estirpe brotaran en tierra oriental estos magníficos retoños y la del sincero amigo de este pueblo vinculado ya para siempre a la entraña misma de nuestro corazón, que, pequeño físicamente, es ejemplarmente grande en las dimensiones del espíritu y lo ha de ser cada día más por hombres como el doctor Couture que con su hondo saber, su brillante exponer y su acción esclarecida muestran a sus conciudadanos y al mundo entero que es en la realización del derecho, la justicia, la libertad y la paz donde los hombres y los pueblos pueden encontrar únicamente los caminos de la verdadera grandeza.

Euzko Deya, Buenos Aires, Julio 10 de 1948.

 

 

  1. Ramon Maria Aldasoro

  2. Jose Antonio Aguirre

  3. Lope de Aguirre en su Purgatorio

  4. Aramburu

  5. Sabino de Arana el Libertador vasco

  6. Lucio de Aretxabaleta

  7. El Pastor bueno Monseñor Arias

  8. Artetxe y su coche, el castigo de los dioses

  9. Nuestro Don Pio Baroja y Nessi

  10. De Bolivar a Zaldivar

  11. Madariaga Bolivar y los Vascos

  12. De nuestra estirpe  Jose de Cadalso

  13. Arturo Campion y Jayme Bon

  14. Castelao y su Muerte

  15. El Doctor Couture

  16. Dialogos de Actualidad

  17. Dialogos de muertos

  18. El Cano, Juan Sebastian

  19. Francisco de Xabier

  20. Jesus de Galindez

  21. San Ignacio y el Euskera

  22. Irureta Goyena y los vascos perdida sensible

  23. Larranaga, el Eximio Uruguayo

  24. Leizaola Cultura y Responsabilidad

  25. Urrundik versos de Telesforo Monzon

  26. Orixe

  27. Narciso de Oyarzabal

  28. El Principe de Viana

  29. Honrando a Dardo Regulez

  30. Juan Sarrasqueta

  31. Martin de Ugalde

  32. En el Homenaje a la memoria de Don Juan de Uraga

  33. Andres de Urdaneta

  34. Leyendo a Victor Hugo

  35. El Vasco Francisco de Vitoria

  36. Viajeros extranjeros en Vasconia

  37. Juan de Zumarraga

  38. Dos hombres y un pueblo

 

I) INIDICE OBRAS COMPLETAS PUBLICADAS INTERNET

 

I.1 Linea de Vida  y su Obra

I.2 Poesias en Euskera Recopilacion Total

I.3 Conferencias Recopilacion

I,4 Articulos Periodisticos Recopilacion Total

I.5 Lengua Vasca

I.6 Gernika

I.7 Uruguay

I.8 Venezuela

I.9 Reseñas Biograficas

I.10 Traducciones

I.11 Obras Publicadas

I.12 Semana Vasca en Montevideo

I.13 Ciclo de Clases

I.14 Nota Bio-Bibliografica

I,15 Biografia en Euskera

I.16 Sitio en Internet en Euskera

I.17 Nostalgia

I.18 Articulos Periodisticos Indice Cronologico

I.19 Articulos Periodisticos Indice Alfafabetico

II) OBRAS COMPLETAS - Libros Publicados en Internet

 

II.1  El Hombre Vasco

II.2 Hombres de la Compañia  Guipuzcoana

II.3  El Elemento Vasco en el siglo XVIII Venezolano

II.4 Vicente Antonio de Icuza

III) INDICE de TEMAS RELACIONADOS. Libros publicados por sus hijos;

 

III.1 Nere Aita - el exilio vasco - Mirentxu Amezaga 

III.2 Cronicas del Alsina -  Arantzazu Amezaga de Irujo

IV) Sus Hijos Escriben;

 

IV.1 Los tres Barcos que llevaron a Ama y Aita

IV.2 Travesia

V) Sus Hijos Escriben tras su muerte;

 

V.1 A mi Aita

V.2 La cancion de mi Padre

VI) Otros aspectos

 

VI.1 Reunion Familar en su Memoria

VI.2 Exodo

VI.3 Comision del Cuatricentenario de Caracas

VI.4 Inauguracion de la Plaza que lleva su nombre en Algorta

VI.5 Su Pequeño Poema en la Nota Necrologica 4 Febrero 1969

VII) Toda su Obra Publicada convertida en Formato PDF- puede ser leida en dispositivos  e-Book

 

 VII.1 Amézaga Vicente  Autor Irujo Ametzaga Xabier

 VII.2 Articulos de Prensa

 VII.3 Bio Biografica

 VII.4 Biografia en Euskera

 VII.5 Ciclo de Clases

 VII.6 Ciclo de Conferencias

 VII.7 Nostalgia

 VII.8 El Elemento vasco en el Siglo XVIII Venezolano

 VII.9 El Hombre Vasco

 VII.10 Los Hombres de la Compañia Guipuzcoana

 VII.11 Obras Publicadas

 VII.12 Vicente Antonio de Icuza

 VII.13 Poesias

 VII.14 Relacion de Escritos como Autor

 VII.15 Reseñas Biograficas

 VII.16 Semana Vasca Montevideo

 VII.17 Semana Vasca Montevideo Indice de Articulos

 VII.18 Traducciones

.

Dedicatoria y mi homenaje a Mercedes Iribarren Gorostegui - Su esposa y mi ama

 
Sitio en Internet en homenaje a Vicente de Ametzaga Aresti.
http://vicenteamezagaaresti.blogspot.com
Unico sitio en Internet, que lleva su nombre, de referencia completa de su vida y su Obra totalmente publicada en Internet, 
Poesias, Articulos de Prensa, sus Libros, completando asi, y cerrando todo lo que se habia escrito en libros sobre el y su vida
Creacion, Edicion y contacto: Xabier Iñaki Ametzaga Iribarren
e-mail: xabieramezaga@gmail.com
Blog Xabier Amezaga Iribarren: http://xabieramezaga.blogspot.com
Editoriales relacionadas con sus Publicaciones