Make your own free website on Tripod.com

OBRAS - COMPLETAS 

 
ÍNDICE DE TÍTULOS DE ARTÍCULOS  . LENGUA VASCA

 

EL "DIALOGO DE LA LENGUA"

El generoso grito de exaltación de nuestro idioma nacional lanzado en 1545 por Dechepare con el primer impreso en lengua vasca no fue ciertamente un hecho aislado de este tipo en el ambiente de la Europa de entonces. Correspondía, por el contrario, plenamente al espíritu renacentista glorificador de la naturaleza y que, en el aspecto que aquí nos ocupa, se traducía en la liberación de las lenguas nacionales del yugo del latín que hasta entonces reinaba como indiscutido soberano. Bembo, Maquiavelo y Trissino en Italia; Du Bellay en Francia, Valdés en España, fueron, entre otros, los portaestandartes de esta lucha por la dignificación de los idiomas maternos en la primera mitad del siglo XVI.

Habiendo releído estos días a Valdés, se nos ocurre que no serán inútiles algunos comentarios a su clásico "Diálogo de la lengua", bien fijando nuestra atención en diversos pasajes en que directamente se trata de nuestro idioma, bien en otros en que la similitud de los problemas planteados con los nuestros de entonces y aun de ahora, hace útil una consideración del pensamiento de Valdés sobre los mismos.

El principio renacentista, a que arriba aludimos, es enunciado por Valdés clara y rotundamente al establecer, en las primeras páginas de su libro, que: "Todos los hombres somos más obligados a ilustrar y enriquecer la lengua que nos es natural... que no la que nos es pegadiza". Un compatriota y coetáneo suyo —Cristóbal de Villalón—, escribía también estas palabras: "La lengua que Dios y naturaleza nos han dado no nos debe ser menos apacible que la latina, griega y hebrea". Es el mismo espíritu que inspiraba a Dechepare cuando por aquellos mismos años exclamaba: "Heus-kaldun den gizon orok altxa beza buruya".

Hay que señalar asimismo en Valdés el criterio de la naturalidad, apoyado también en una de las ideas fundamentales del Renacimiento, como enseña Menéndez Pidal: ' 'El estilo que tengo —dice— me es natural, y sin afectación ninguna escribo como hablo; solamente tengo cuidado de usar vocablos que signifiquen bien lo que quiero decir, y dígolo cuanto más llanamente puedo, porque a mi parecer, en ninguna lengua está bien la afectación". "Hablar o escribir de suerte que vuestra razón pueda tener dos entendimientos, en todas lenguas es muy gran falta del que habla o escribe".

Siguiendo este criterio, Valdés toma como autoridad del idioma los refranes del vulgo "los más dellos nacidos y criados entre viejas tras el fuego" —cómo nos recuerda esto al "Atsotitzak" de Oihenart— y el habla común y usual. Lo cual no obsta a que Valdés sepa distinguir muy bien entre lo popular y lo plebeyo y que se apoye más en el criterio de selección que en el de invención, limitando la introducción de neologismos con un juicio del que mucho podríamos aprender los vascos.

Se refiere por primera vez directamente a nuestra lengua al tratar de cuál fuese la primitiva española, diciendo que: "Lo que por la mayor parte los que son curiosos de estas cosas tienen y creen es que la lengua que hoy usan los vizcaínos es aquella antigua española. Esta opinión confirman con dos razones harto aparentes. La una es que, assi como las armas de los romanos quando conquistaron la España no pudieron passar en aquella parte que llamamos Vizcaya, assi tampoco pudo passar la lengua al tiempo que, después de haberse hecho señores de Spaña, quisieron que en toda ella se hablasse la lengua romana. La otra razón es la disconformidad que tiene la lengua vizcaína con qualquiera de todas las otras lenguas que el día de oy en España se usan. Por donde se tiene casi por cierto que aquella nación conservó juntamente con la libertad su primera lengua". Dice a continuación que fue él de esa opinión en un tiempo, pero que después se inclinó a pensar que "la lengua, que en España se hablaba antiguamente, era assi griega como la que agora se habla es latina", para concluir manifestando que: "... si alguno querrá dezir que la lengua vizcaína es en España aún más antigua que la griega, yo tanto no curaré de contender sobre lo contrario". Como vacilante vasco-iberista lo podemos clasificar, por lo tanto.

Se ocupa luego del elemento árabe depositado en el castellano por la invasión y los siglos de convivencia, expresando que: "aunque para muchas cosas de las que nombramos con vocablos arábigos tenemos vocablos latinos, el uso nos ha hecho tener por mejores los arábigos que los latinos" y cita entre otros el caso de azeite que ha prevalecido sobre olio. Bien sabido es que, en vasco, este último fue, por el contrario, el que tomó carta de naturaleza.

Examina a continuación la causa de que en España "se hablassen las otras cuatro maneras de lenguas que oy se hablan, como son la catalana, la valenciana la portuguesa y la vizcaína" y, después de explicar esto, principalmente por la diversidad de señoríos o reinos existentes en la Península, expresa esto con respecto al euskera: "De la vizcaína querría saberos dezir algo; pero como no la sé ni la entiendo, no tengo que dezir della sino solamente esto: que, según he entendido de personas que entienden esta lengua, también a ella se le han pegado muchos vocablos latinos, los qua-les no se conocen, assi como por lo que les han añadido como por la manera con que los pronuncian. Esta lengua es tan agena de todas las otras de Spaña, que ni los naturales della son entendidos por ella poco ni mucho de los otros ni los otros dellos". Es de lamentar que un espíritu tan fino y cultivado como el de este gran humanista no se hubiera interesado por el estudio de nuestro idioma; podríamos deberle preciosas noticias. Desgraciadamente, sólo nos toca constatar una vez más un hecho que sigue repitiéndose casi sin excepciones; el de la innata incompatibilidad de los compatriotas de Valdés con nuestra lengua nacional.

Se ocupa éste, más adelante, del caso del reino de Navarra, —del que poco antes había dicho que "a su despecho" está bajo la corona de Castilla— para explicar como "aviendo sido casi siempre reino de por sí, se habla la lengua castellana". No necesitamos detenernos en su explicación, pero sí en señalar la exageración manifiesta en que incurre, pues, por la forma en que se expresa, cualquiera podría deducir que el castellano era en la época de Valdés el habla natural y general de Navarra. La verdad es que, ni como lengua advenediza que es en aquel antiguo reino vascón, se hallaba aún tan extendida; no pasaba, entonces, afortunadamente, de ser el idioma de una minoría. Puede consultarse con provecho sobre este interesante tema los trabajos de Ángel Irigaray, aparecidos en la R.l.E.V. (Octubre-Diciembre de 1935 y Enero-Marzo de 1936), y el de Manuel de Lecuona (R.I.E.V., Julio-Septiembre de 1933), que por referirse, este último, al euskera en Navarra a fines del siglo XVI, es decir, unas décadas después de la aparición del libro de Valdés, viene muy al caso. Resulta de este estudio que de 536 pueblos de Navarra, 451 son "bascongados" contra 58 erdeldimes, lo que nos da un porcentaje aproximado de 900% de ' 'bascongados" y esto después de casi 80 años de incorporación a la corona de Castilla. Es indudable que cuando escribía Valdés, esa minoría castellana era mucho más reducida. Únicamente el hecho de la vieja erderización de importantes núcleos poblados del sur, como TUdela, Tafalla, etc., y la superficial de Pamplona, junto con la oficialidad del romance, podían dar a Navarra una fisonomía castellana capaz de engañar al que sólo superficialmente —cuando no parcialmente— veía las cosas. Aquí viene bien citar la "Gramática de la lengua vulgar en España" (Lovaina, 1559) en la que se establece que el "vazquense" es "la lengua de la Biscaia, de la Provincia (quiere decir Guipuzkoa) i de Navarra".

Sobre la observancia de los artículos escribe Valdés que: "tenemos por averiguado que un extranjero, especialmente si no sabe latín, por maravilla sabe usar propiamente dellos, tanto que ay muchos vizcaínos en Castilla que, después de aver estado en ella quarenta o cinquenta años, y sabiendo del resto muy bien la lengua, muchas veces pecan en el uso de los artículos". Falta que suponemos es la misma en que siguen incurriendo los vascos "erdeldun-berris" de hoy en día.

A la observación de su interlocutor, el italiano Marcio, de que "a la u y a la o nunca acabo de tomarles tino porque unos mesmos vocablos veo escritos unas vezes con la una letra y otras con la otra" contesta Valdés diciendo que "la mayor parte desle error nace de los vizcaínos, porque jamás aciertan quándo an de poner la una letra o quando la otra". Muy exagerado parece en esto Valdés. No parece que los vascos hayan podido influir hasta el punto que señala. Que en el vocalismo en general, el vasco haya seguido más fielmente que el castellano al latín en las voces tomadas a éste haciendo de portu, bortu (puerto), de computu, kontu (cuento), de hortu, ortu (huerto), etc., etc., manteniendo la u final primitiva contra la o adoptada por el castellano y no conformándose tampoco con éste en la diptongación en ue de la o breve, uno de los rasgos fonéticos que, como enseña Menéndez Pidal, mejor caracterizan a los romances españoles, da alguna base, sin embargo, a la observación de Valdés.

Al ser preguntado éste más adelante por qué escribe con h casi todos los vocablos grafiados en latín con/contesta que "de la pronunciación aráviga le viene a la castellana el convertir la/latina en h". Sabido es que no es ésta la opinión de los modernos filólogos que suponen raíz vascona en esta pérdida de la/lo mismo del lado de Castilla que del de Aquitania. No se olvide que ya nuestro compatriota Quíntiliano manifestaba que la /"produce un sonido que casi no parece propio de voz humana, o por mejor decir, absolutamente nada de ello tiene". Sin duda que sus vascos labios eran tan refractarios a su pronunciación como lo son los de sus compatriotas de hoy en día. En las voces tomadas del erdera esa/cuando es inicial desaparece: fum'le = onil, furca = urka, forma = orma, etc., o se hace bop, que es lo que sucede también cuando es intervocálica: for-tia = bortia, faba = baba, falso = palso, infernu = impernu, etc., etc.

Al desechar vocablos como zaguero, cubil, cobijar, erguir, verter, etc., nos demuestra una vez más Valdés que no es el gusto particular, por depurado que se le suponga, el que da patente de vida a las voces cuya existencia y vigor dependió, depende y dependerá siempre del uso común, único soberano en esta materia.

INDICE CRONOLOGICO

 

 

LENGUA Y LITERATURA VASCA.

 

  1. Euskera. La lengua vasca 

  2. La lengua vasca. Conferencia 

  3. El día del euskera 

  4. Los vascos en la Literatura Castellana 

  5. Euskera y patria

  6. Congreso de Estudios Vascos 

  7. Diálogo de la Lengua 

  8. Cantemos en vasco 

  9. En defensa del euskera 

  10. Literatura vasca 

  11. Lengua y Nacionalidad 

 

GERNIKA.

 

  1. En el recuerdo de Gernika. 9.° Aniversario 

  2. El Roble de Colonia. Pasquín 

  3. Un árbol y un hombre son nuevo testimonio de Gernika 

  4. En el décimo aniversario de la destrucción de Gernika 

  5. El otro nieto del Árbol de Gernika 

  6. Gernika. En el 13 aniversario 

  7. El martirio de Gernika 

  8. Gernika. En el 15 aniversario 

  9. Gernika. En el 17 aniversario 

 

URUGUAY.

 

  1. El pueblo vasco ventila 

  2. En los Campos Elíseos 

  3. Intermedio jovial 

  4. La invasión de Europa 

  5. Comunidad vasco-uruguaya 

  6. Palabras de agradecimiento 

  7. Hermandad vasca 

  8. "Albokas" y "albokaris" 

  9. ¡Agur!  

  10. Rezaron fervorosamente el rosario 

  11. El pueblo de las ermitas 

  12. Canciones de Navidad 

  13. Los vascos cantan y danzan 

  14. Estudios vascos 

  15. Las casas solares del País Vasco 

  16. La realidad española bajo Franco 

  17. Defensa de la Libertad 

  18. "Sabremos cumplir" 

  19. Los Juegos Florales Catalanes 

  20. "Con Libertad, ni ofendo ni temo" 

  21. Miseria y honor de la gramática 

  22. Los paisajes entrañables 

  23. Esta es la justicia que mandan hacer 

  24. Algo sobre el carácter vasco 

  25. Franco y la cultura vasca 

  26. Ensayo sobre el retorno 

  27. "La comarca y el mundo" 

  28. Uruguay y la UNESCO 

  29. Voluntad de sobrevivir 

  30. Arte Vasco 

  31. Adiós al Uruguay 

 

VENEZUELA.

 

  1. Diálogos de ausencia y presencia 

  2. Begoña de Naguanagua 

  3. Problema de jóvenes 

  4. Yunque y martillo 

  5. Esto es Pizkunde 

  6. Artistas vascos en Venezuela 

  7. Diálogos de emigrados 

  8. Carta de Caracas 

  9. Hombres de la Compañía Guipuzcoana 

  10. Política y Patriotismo 

  11. El Himno nacional vasco 

  12. Ideas simples 

  13. Sinfonía de Guecho 

  14. Belford Hinton Wilson 

  15. El caso vasco 

  16. Resistir y persistir 

  17. Exportación de cacao 

  18. Información bibliográfica 

  19. Bolívar y los vascos 

  20. A un joven vasco 

  21. El humorismo vasco 

  22. Tres emigraciones 

  23. El Bilbao de Bolívar 

  24. Un reflejo del País Vasco 

  25. Hacia la Libertad 

  26. Los libros de la Caracas Colonial 

  27. Publicaciones del Cuatricentenario de Caracas 

  28. La "gens" caraqueña de los Landaeta

I) INIDICE OBRAS COMPLETAS PUBLICADAS INTERNET

 

I.1 Linea de Vida  y su Obra

I.2 Poesias en Euskera Recopilacion Total

I.3 Conferencias Recopilacion

I,4 Articulos Periodisticos Recopilacion Total

I.5 Lengua Vasca

I.6 Gernika

I.7 Uruguay

I.8 Venezuela

I.9 Reseñas Biograficas

I.10 Traducciones

I.11 Obras Publicadas

I.12 Semana Vasca en Montevideo

I.13 Ciclo de Clases

I.14 Nota Bio-Bibliografica

I,15 Biografia en Euskera

I.16 Sitio en Internet en Euskera

I.17 Nostalgia

I.18 Articulos Periodisticos Indice Cronologico

I.19 Articulos Periodisticos Indice Alfafabetico

II) OBRAS COMPLETAS - Libros Publicados en Internet

 

II.1  El Hombre Vasco

II.2 Hombres de la Compañia  Guipuzcoana

II.3  El Elemento Vasco en el siglo XVIII Venezolano

II.4 Vicente Antonio de Icuza

III) INDICE de TEMAS RELACIONADOS. Libros publicados por sus hijos;

 

III.1 Nere Aita - el exilio vasco - Mirentxu Amezaga 

III.2 Cronicas del Alsina -  Arantzazu Amezaga de Irujo

IV) Sus Hijos Escriben;

 

IV.1 Los tres Barcos que llevaron a Ama y Aita

IV.2 Travesia

V) Sus Hijos Escriben tras su muerte;

 

V.1 A mi Aita

V.2 La cancion de mi Padre

VI) Otros aspectos

 

VI.1 Reunion Familar en su Memoria

VI.2 Exodo

VI.3 Comision del Cuatricentenario de Caracas

VI.4 Inauguracion de la Plaza que lleva su nombre en Algorta

VI.5 Su Pequeño Poema en la Nota Necrologica 4 Febrero 1969

VII) Toda su Obra Publicada convertida en Formato PDF- puede ser leida en dispositivos  e-Book

 

 VII.1 Amézaga Vicente  Autor Irujo Ametzaga Xabier

 VII.2 Articulos de Prensa

 VII.3 Bio Biografica

 VII.4 Biografia en Euskera

 VII.5 Ciclo de Clases

 VII.6 Ciclo de Conferencias

 VII.7 Nostalgia

 VII.8 El Elemento vasco en el Siglo XVIII Venezolano

 VII.9 El Hombre Vasco

 VII.10 Los Hombres de la Compañia Guipuzcoana

 VII.11 Obras Publicadas

 VII.12 Vicente Antonio de Icuza

 VII.13 Poesias

 VII.14 Relacion de Escritos como Autor

 VII.15 Reseñas Biograficas

 VII.16 Semana Vasca Montevideo

 VII.17 Semana Vasca Montevideo Indice de Articulos

 VII.18 Traducciones

.

Dedicatoria y mi homenaje a Mercedes Iribarren Gorostegui - Su esposa y mi ama

 
Sitio en Internet en homenaje a Vicente de Ametzaga Aresti.
http://vicenteamezagaaresti.blogspot.com
Unico sitio en Internet, que lleva su nombre, de referencia completa de su vida y su Obra totalmente publicada en Internet, 
Poesias, Articulos de Prensa, sus Libros, completando asi, y cerrando todo lo que se habia escrito en libros sobre el y su vida
Creacion, Edicion y contacto: Xabier Iñaki Ametzaga Iribarren
e-mail: xabieramezaga@gmail.com
Blog Xabier Amezaga Iribarren: http://xabieramezaga.blogspot.com
Editoriales relacionadas con sus Publicaciones